Imagen: Final del mundial de League of Legends 2014

Varios institutos de Suecia comenzarán a impartir clases de eSports a partir del próximo semestre. Con ello pretenden que sus alumnos practiquen en sus juegos favoritos y aprendan todo sobre este sector en auge.

Antes de todo responderemos a la pregunta que se hacen muchos: ¿Qué son los eSports?

ESports es el acrónimo de deportes electrónicos (electronic sports). Son una serie de deportes, valga la redundancia, que se juegan delante de una consola, sea ordenador u otra distinta, normalmente de estrategia, una especie de ajedrez moderno. Es importante que cada juego tenga un modo multijugador en el que los diferentes jugadores puedan competir entre ellos, de manera individual o formando parte de un equipo con un objetivo común, derrotar a sus oponentes.

Miembro del equipo Hong Kong Esports Limited. Foto vía Instagram: @hkesports
Miembro del equipo Hong Kong Esports Limited. Foto vía Instagram: @hkesports

Mucha gente se hace otra pregunta cuando se les habla de esto y es si esos jugadores ganan dinero, si es algo serio o es mera diversión. La respuesta es clara y sencilla: Sí, ganan mucho dinero. La cantidad de dinero que se mueve en este sector es increíble y cada año va en aumento. Este dinero se genera principalmente gracias a la propaganda, el marketing y sobre todo las visualizaciones vía stream (en vivo desde plataformas especializadas en internet). Tal es la cantidad de gente que ve este tipo de deportes que en la final del mundial de League of Legends del año pasado el recuento de público en internet superó con creces la cantidad de personas que vieron la final de la NBA. Con respecto a su seriedad, los deportistas profesionales de mayor nivel pueden cobrar una media de 300.000 euros al año, sin contar con las ganancias ajenas a los premios de torneos y demás, donde entran en juego los patrocinios de marcas importantes como Coca-Cola y Red Bull entre otras muchas.

En resumidas cuentas es un mundo con muchísimo potencial y que está en plena fase de desarrollo en nuestro país.

Volviendo al tema principal, esta vez hablaremos del caso de Suecia, país que se suma a esta iniciativa “pro-eSports” por llamarla de alguna manera y no quiere quedarse atrás con respecto a la evolución del mismo. En el país nórdico los institutos no ofrecerán un programa completo de eSports, pero a parte de las asignaturas obligatorias como pueden ser lengua y matemáticas, algunas modalidades ofertarán diferentes asignaturas relacionadas con los eSport. Dichas clases se impartirán en un formato de 3 horas semanales.

Asimismo han afirmado que añadidas a las clases, también esperan crear equipos que representen a los diferentes institutos on el objetivo de competir en torneos como la Dreamhack, además de una posible competición entre institutos en un futuro. Asimismo algunos de los institutos darán la oportunidad  aquellos alumnos que estén estudiando «Eventos» organizar un gran torneo en su último año, como proyecto final.

El presidente del Consejo de Educación y Empleo de Sigtuna, Ibrahim Khalifa dijo en un comunicado de prensa que «El sistema escolar debe conseguir mejorar la educación de la gente acerca de la sociedad  contemporánea, y esto es una buena prueba de ello». De igual modo el director del instituto de Karlstad, uno de los institutos que impartirán este tipo de clases afirma que «se trata de mostrar respeto hacia este grupo de alumnos».

Día a día el sector de los eSports está ganando más peso en la sociedad occidental. Si seguimos a este ritmo quizás algún día nos acerquemos al mismo nivel, sociocultural que por ejemplo tienen los líderes de este mundillo, los asiáticos, quienes han logrado sabes explotar al máximo su potencial socioeconómico, donde los profesionales son casi reconocidos en sus países como héroes nacionales y cobran importantes sumas de dinero que llegan incluso al millón de Euros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta