Fuente: D.R.

Autor: Armando Pinedo

«Dicen que todo tiene un límite, pero en ella no existen«. Así describía el diseñador Riccardo Tisci la experiencia de haber colaborado con la cantante en su anterior tour. En el acuerdo se incluían piezas de la marca Givenchy, para la que Tisci trabaja como director creativo, lo que supuso un impacto mediático enorme para su última colección. Sin embargo, para su nueva vuelta al mundo musical bajo el título Rebel Heart World Tour (y con esta van trece bajo el mismo nombre) Madonna apostará por Jeremy Scott, actual diseñador de Moschino, Alexander Wang, último ‘ex’ de Balenciaga, y Alessandro Michele, flamante responsable de reflotar Gucci. Todo ellos, a los que se sumarán piezas de Prada, Miu Miu o Swaroski, trabajan ya en la elaboración de una colección que se desvelará poco a poco, según apunta hoy la web www.wwd.com, antes del primer concierto en Montreal el próximo 9 de septiembre.

Fuente: D.R.
Fuente: D.R.

Curiosamente, una vez más la cantante deja fuera a uno de los creadores más vinculados a su carrera, Jean Paul Gaultier, quién últimamente parece centrarse más en Lady Gaga que en Madonna, quién siempre hace guiños sobre sus preferencias estilísticas a lo largo del año, las cuales clausura en un reparto como el que hoy se ha presentado a los medios de todo el mundo. No es por ello extraño que eligiera un vestido de Moschino para acudir a la última fiesta en el Met de Nueva York el pasado mes de mayo. Una declaración de intenciones que dejaba intuir el apoyo que había decidido prestar al cambio que Jeremy Scott se había propuesto destinar a la marca italiana, hoy con un crecimiento en sus ventas bastante notable.

Pero Gaultier no es la única empresa a la que Madonna vuelve a dar la espalda. Versace, para quién ha sido imagen en su última campaña, tampoco ha sido incluida en el listado, al igual que Dolce&Gabbana, con cuyos diseñadores mantiene una activa relación personal. Sin embargo, el caso más curioso es Gucci, cuya nueva hoja de ruta no parece que pueda encajar en el estilo musical que Madonna tiene a apuntalar, pero ella, que siempre se ha calificado como una descubridora de nuevos talentos y una amante del trabajo de los jóvenes diseñadores, seguro que no ha dado puntada sin hilo en la elección de cada uno de los nombres. Habrá que esperar a los primeros días de septiembre para conocer en detalle cada una de las piezas, ya que su oficina de prensa ha confirmado que irá desvelando cada propuesta días antes del primer concierto en Canadá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta