Foto vía Instagram: @cactus_macleod

Autora: Natalia Barreto

Las frutas deben de estar incluidas siempre dentro de nuestra dieta diaria y, en especial, el kiwi. Además del tradicional, de piel peluda y pulpa verde, existe la variedad gold, que tiene “carne” amarilla, con un sabor más dulce y menos ácido que el que todos conocemos. Ya sabemos que es una fruta muy nutritiva y sabrosa, pero vamos a ver otros beneficios que nos aporta su consumo.

Mil y un beneficios

Posee más vitamina C que los cítricos: un solo kiwi satisface las necesidades diarias de esa vitamina, una sustancia que contribuye a protegernos de muchas enfermedades, como puede ser el cáncer.

Contiene gran cantidad de fibra soluble, de acción laxante, especialmente si se toma en ayunas. Consumirlo a primera hora del día sin nada en el estómago es recomendable para las personas con dificultad en el tránsito intestinal, es decir, que padecen estreñimiento. Pese a ello, no está de más consumirlo también a cualquier hora del día y durante todo el año, ya que podemos encontrarlo sin ningún problema y sin depender de la estación en la que estemos.

Es un activador del sistema inmunitario, ayuda a la formación de colágeno y facilita la absorción del hierro, controlando también los niveles de colesterol.

Foto vía Instagram: @kitty.cat.what
Foto vía Instagram: @kitty.cat.what

Las personas con trastornos del sueño, el kiwi ayuda a dormir mejor. Consumir dos kiwis una hora antes de dormir facilita la conciliación, la duración y la calidad del sueño.

Qué obtienes cada vez que lo tomas

Kcal
44,5
Calcio
29,3 mg
Fibra
1,8 g
Fósforo
27,5 mg
Hidratos de carbono
7,8 g
Magnesio
12,8 g
Agua
74,8 g
Vitamina C
31,1 mg
Potasio
249 mg

 

Y tú, ¿a qué esperas a incluir en tu dieta esta fabulosa fruta?

No hay comentarios

Dejar una respuesta