Autor: David Lorenzo

Hoy en día se ha puesto de moda más que nunca citar frases célebres (supuestamente) dichas o escritas por algunos autores de importancia en el ámbito de la ciencia o de la filosofía así como importantes personajes políticos, escritores…etc. Compartiéndolas con los demás, queremos que nos sirvan de inspiración en nuestras vidas o simplemente lo hacemos por parecernos frases muy adecuadas.

Gracias a las redes sociales, sobre todo a Facebook y Twitter, la proliferación de este tipo de frases es como una plaga que no parece terminar nunca. La imagen de cabecera de este artículo es, sin duda el mejor ejemplo (también el más gracioso) con el que me he encontrado en las redes sociales sobre el problema que está suponiendo atribuir a algunos personajes célebres frases que nunca dijeron y que en algunos casos se han relacionado con ellos mucho antes de que Facebook o Twitter existieran. En el caso de esta foto podemos ver como Abraham Lincoln dice «no te creas todo lo que lees en Internet solo porque haya una foto con una frase al lado», simplemente brillante.

No todas son completamente falsas, sino que se han modificado palabras que hacen que el autor no dijera exactamente eso y algunas solamente no se atribuyen al autor adecuado.  Recomiendo que estéis atentos por si habéis compartido alguna de estas frases en alguna red social:

1. Los jóvenes de hoy en día… (Sócrates). La mítica frase de «Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan el respeto a sus maestros» se ha estado utilizando durante décadas atribuyéndosela al filósofo griego Sócrates, pero varios investigadores que han estudiado el tema no han podido demostrar que el filósofo griego usara esta frase en ningún momento de su vida. Entonces, ¿de dónde sale? pues simplemente fue atribuida a Sócrates (o quizás inventada) por los autores William Patty y Louise Johnson en el libro Personality and Adjustment publicado en 1953.

2. Se puede engañar a algunos… (Lincoln). Se atribuye al famoso presidente estadounidense una frase de gran peso político como es: «Se puede engañar a algunos todo el tiempo y se puede engañar a todos durante un tiempo, pero no se puede engañara a todos todo el tiempo». Que fuera dicho por Lincoln no se ha podido confirmar, puesto que a pesar de que se ha dicho que forma parte de alguno de sus más importantes discursos, no aparece escrito en ninguno de ellos ni tampoco en sus diarios ni memorias. La primera referencia escrita que atribuye a Lincoln esta frase es un discurso realizado en 1885, 20 años después de su asesinato.

3. Dios y los dados (Einstein). Aunque el famoso físico de origen alemán no dijo exactamente la frase «Me niego a creer que Dios juega a los dados con el universo» sí que utilizó una parecida que dice textualmente «Parece difícil echar un vistazo a las cartas de Dios. Pero que él juega a los dados y usa métodos ‘telepáticos'[…] es algo que no puedo creer ni por un momento» en una carta que le envía al matemático Cornelius Lanczos. Todo parece indicar que lo que aquí se hizo fue, con el fin de hacerla más fácil de recordar, comprimir y simplificar la frase convirtiéndola en una de sus más populares citas.

4. Los fascistas del futuro… (Churchill). Curiosamente el conocido primer ministro británico durante la II Guerra Mundial tiene atribuidas una cantidad extraordinarias de frases, muchas de ellas alteradas (no son fieles a su cita original) y otras directamente inventadas. Así la frase de «Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas» no parece haber sido dicha por Churchill en ningún momento, ya que no existe ningún documento escrito ni grabación que permita atribuirle esta frase ni compararla con otra que se parezca mínimamente a algo que hubiera dicho él durante o tras la guerra.

Churchill en cada cita falsa que se le atribuye... Foto vía Instagram: @neferkane
Churchill en cada cita falsa que se le atribuye…
Foto vía Instagram: @neferkane

5. Ladran, Sancho… (Cervantes). Nada menos que el escritor de El Quijote, obra cumbre de la literatura española, también tiene atribuidas frases que jamás escribió en el libro del hidalgo de la Mancha como es la famosa «Ladran, Sancho, señal que cabalgamos» que aparece en algunos escritos a partir del siglo XIX y XX y que hoy sigue atribuyéndose a Don Quijote. Por similitud a esta se ha creído que se trata de una confusión con el poema de Goethe llamado El Labrador y que dice «Pero sus estridentes ladridos/solo son señal de que cabalgamos». La frase se ha extendido fuera de España ya que fue usada para la película El Quijote de Orson Wells.

Si tienes alguna de estas frases en tus redes sociales corre rápido a quitarla antes de que la gente se dé cuenta de que has metido la pata con esa cita que seguramente has acompañado de «buenos días/tardes/noches» y que te hace sentir por un momento un filósofo del siglo XXI. Si sabes de un amigo que ha compartido alguna de ellas no tardes en hacérselo saber y en usarlo para reírte de él los próximos meses por torpe.

Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta