5 frases célebres que sus autores nunca dijeron (2ª parte)

5 frases célebres que sus autores nunca dijeron (2ª parte)

Autor: David Lorenzomeme

Volvemos con una segunda entrega de frases que están mal atribuidas a sus autores o que han sufrido modificaciones para hacerlas más atractivas. Tal y como hicimos con la primera parte de este artículo vamos a intentar ayudarles a no hacer el ridículo en las redes sociales con una frase que ese autor nunca dijo.

Debemos tener cuidado con colocar las siguientes citas:

  1. No estoy de acuerdo con lo que dices… (Voltaire). Al célebre filósofo francés, enterrado en el Panteón de París junto a otros grandes personajes de la historia del país, se le suele atribuir comúnmente la frase «No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo«. Esta preciosa frase que transmite tolerancia jamás ha sido encontrada en ninguna de su sus obras, ni manifiestos o en documentos privados del ilustrado francés. La primera vez en la que se relaciona con esta frase va a ser en la obra biográfica sobre él escrita por Evelyn Beatrice Hall llamada Los amigos de Voltaire (The friends of Voltaire) y publicada en 1906, muy posteriormente a la muerte del filósofo (1778).

    Retrato de Voltaire en 1718, por Nicolas de Largillière.
    Retrato de Voltaire en 1718, por Nicolas de Largillière.
  2. Elemental, querido Watson (Sherlock Holmes). Es al célebre detective británico creado por el escritor Arthur Conan Doyle al que se le atribuye esta cita, que incluso es ocasionalmente usada en una conversación entre amigos y conocidos sin que nadie corrija a quien la dice. Sin embargo, estas palabras exactamente nunca aparecen en los libros originales de Doyle aunque sí en versiones posteriores como cómics y sobre todo películas, que han sido las que nos han influido. Por lo general,  cuando Holmes quería destacar que algo era obvio, empleaba sobre todo el concepto de elemental, pero sin completarlo haciendo referencia a su compañero John Watson.

    Arthur Conan Doyle. Foto realizada por Arnold Genthe en 1914
    Arthur Conan Doyle. Foto realizada por Arnold Genthe en 1914
  3. Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados… (Nelson Mandela). La muerte del famoso Madiba hizo que se publicara una gran cantidad de frases que se le atribuían a él. Una de las que se hicieron más virales fue la que decía «Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos, sin límite» y que hoy puede encontrarse pululando por internet. Lo peor de todo es que, aunque se ha afirmado que es parte de un discurso de Mandela de 1994, en realidad tiene su origen en un libro de autoayuda llamado Volver al amor: reflexiones sobre los principios de un curso de milagros, escrito por Marianne Williamson. De forma que, si no quieres decir una frase que sale de un libro como «el secreto», no se te ocurra compartirla en las redes sociales.

    Mandela en Johannesburgo, el 13 Mayo de 2008
    Mandela en Johannesburgo, el 13 Mayo de 2008
  4. Prefiero morir de pie que vivir arrodillado (Che Gevara). El doctor revolucionario Ernesto Guevara, popularmente conocido con el sobrenombre del Ché (por ser argentino), sí que dijo esta célebre frase y aparece registrada. Sin embargo, no fue, como mucha gente piensa, el primero que la dijo. Lo que sí está claro es que hoy en día está extendido el mito de que él fue quien creó esta frase, siendo junto a la mítica «hasta la victoria, siempre» las más usadas para acompañarlas en camisetas de carácter revolucionario. Antes que él, la frase ya la había dicho Dolores Ibarruri (Pasionaria) durante la Guerra Civil Española, y antes que ella se afirma que la dijeron dos mexicanos: el revolucionario Emiliano Zapata y el ex presidente mexicano Benito Juárez.

    Ernesto Guevara (imagen tomada por Alberto Korda el 5 de marzo de 1960)
    Ernesto Guevara (imagen tomada por Alberto Korda el 5 de marzo de 1960)
  5. Sangre, sudor y lágrimas (Winston Churchill). Pocas personalidades tienen atribuidas tantas citas falsas como Churchill. Ya en el anterior artículo vimos una frase que jamás dio, pero en este caso la frase que dijo en su célebre discurso no es del todo falsa, sino más bien una adaptación actual. Lo que dijo realmente en la Cámara de los Comunes británica en mayo de 1940 fue «No tengo otra cosa que ofrecer que sangre, lágrimas, fatiga y sudor«, haciendo referencia a la dura época que tenían por delante y, a partir de ese momento, a causa del duro conflicto que acababa de estallar el año anterior y que no era otro que la II Guerra Mundial. Otra parte, de este famoso discurso y que debería ser más recordado es: «Me preguntáis; ¿Cuál es nuestra aspiración? Puedo responder con una palabra: Victoria, victoria a toda costa, victoria a pesar de todo el terror; victoria por largo y duro que pueda ser su camino; porque, sin victoria, no hay supervivencia».

    Winston Churchill
    Winston Churchill

Sí, sé que a más de uno lo estoy dejando sin frases que poder subir en Facebook un sábado por la mañana, o como recurso para un tweet un día de poca inspiración, pero yo solo «cumplo con mi trabajo». Más adelante, no sé cuando, seguiremos con otras tantas frases falsas que más de uno (incluido yo mismo) ha creído que fueron dichas por tal o cual autor, compartiéndolas en sus redes sociales y que hoy pueden haber quedado en vergüenza. Si bien lo decían nuestros profesores de instituto, que hay que leer más para así evitar que pasen cosas como estas.

Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta