Rodillo de espuma: la mejor herramienta para relajar tus músculos

Rodillo de espuma: la mejor herramienta para relajar tus músculos

Autora: Natalia Barreto

Rodillo de espuma
Rodillo de espuma

Todos debemos aprender a relajar tanto el cuerpo como la mente, ya que es una de las mejores maneras que existen de eliminar la tensión acumulada del día. Hay aparatos que mejoran la relajación de todo nuestro cuerpo, como son los rodillos de espuma. Éste se utiliza para estimular mucho más los músculos y llegar a una relajación plena. Con este utensilio se puede lograr el descanso general de nuestros músculos, llegándose incluso a comparar su eficacia con la de un masaje corporal.

Es muy fácil de usar, de bajo costo y no pesa nada. Lo puedes utilizar después de un día ajetreado, como si de un auto masaje se tratara. Basta con acostarse encima de él para que todos tus músculos se coloquen en la posición correcta, mejorando el flujo sanguíneo de todo el cuerpo.

Para realizar ejercicios de estiramiento es la herramienta más idónea, ya que puedes estirar zonas prácticamente imposibles de hacer en solitario.

  • Siéntate en el suelo con el rodillo debajo de tus rodillas dobladas. Los brazos colócalos detrás de tu cuerpo y descansa la mayoría de tu peso sobre ellos justo por debajo de los hombros. Levanta tu trasero y descansa los ligamentos de la parte posterior de las rodillas sobre el rodillo. Desliza el rodillo hacia abajo a lo largo de los tendones traseros de las rodillas y de nuevo hacia arriba.

    Foto: Roger Mommaerts
    Foto: Roger Mommaerts
  • Coloca el rodillo justo debajo de los huesos de la cadera y comienza a realizar movimientos en círculo en las partes más carnosas del músculo. Boca arriba, coloca el trasero encima del rodillo y realiza los mismos movimientos. Cambia de lado y repite la misma acción.
  • En posición de plancha (boca abajo sosteniendo el tren superior con las manos y las piernas encima del rodillo, quedando éste a la altura de los cuádriceps) trabaja los músculos de los muslos, deslizando el rodillo hacia arriba y abajo.
  • Trabaja los músculos vertebrales poniendo el rodillo debajo de la columna y muévete rodando despacio hacia la parte superior, hasta llegar a los hombros. Una vez realizado este movimiento, inicia el ejercicio hacia abajo.

Relaja y cuida tu cuerpo con un rodillo de espuma y consigue que su postura corporal sea la correcta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta