Foto vía Instagram: @diamond.chia

Autora: Natalia Barreto

Se denomina fibra a una parte del alimento que recorre todo el aparato digestivo y que es evacuada al exterior sin absorberse en el intestino. Está formada por hidratos de carbono complejos y es de tamaño grande, por eso no se absorbe. Podemos encontrar altos niveles de fibra en los alimentos vegetales como las verduras, las hortalizas, las legumbres y, en especial, en las frutas con o sin piel.

La fibra es un nutriente esencial para nuestro cuerpo, sobre todo para nuestro sistema digestivo, que es donde va a realizar su principal cometido. Debemos incrementar en nuestra dieta la presencia de este nutriente, que no es más que un hidrato de carbono que no es digerido. Colabora de forma directa en mantener la salud del organismo y prevenir la aparición de enfermedades como puede ser el cáncer de colon.

Ahora vamos a ver algunas razones por las que se debe comer fruta con piel, hortalizas crudas, legumbres, cereales… por su alto contenido en fibra:

  • Es un producto saciante porque nos llena con facilidad. Es ideal incluirla en dietas de adelgazamiento o comidas con pocas calorías. La fibra cuando llega al estómago y el intestino se hincha con los líquidos haciendo que ocupe más espacio.
  • Los alimentos con fibra son especialmente saludables para aquellas personas que padecen diabetes o tienen riesgo de padecer esta enfermedad, ya que ayudan a reducir la absorción de azúcares.
  • Controla el colesterol malo (LDL) en sangre, ya que absorbe menos cantidad de grasa. El consumo diario de este nutriente hace que tengas menos riesgo de padecer enfermedades coronarias, hipertensión arterial, etc.
  • Una de las ventajas más reconocidas es la prevención de estreñimiento. Al no absorberse e hincharse, estimula las paredes del intestino haciendo que su movilidad sea mayor con una actividad más eficaz. También realiza la acción de limpieza en el intestino y la posibilidad de retener líquidos.

Alimentos Ricos en fibra:

Manzanas, plátanos, melocotones, peras, lechugas, acelgas, zanahorias crudas y espinacas. Así como cereales calientes (avena) y Panes integrales

Ahora que ya conocemos todas las ventajas que tiene consumir este nutriente, es hora de incluirlo en nuestra dieta y asegurarnos de que en cada comida existe algún alimento rico en fibra.

Foto vía Instagram: @cgoedke
Foto vía Instagram: @cgoedke

No hay comentarios

Dejar una respuesta