Foto vía Instagram: @gomectevim

Autora: Natalia Barreto

Si hablamos de buena alimentación es fundamental incluir en ella el aloe vera. Es de extrema importancia para nuestra salud integral, en especial para evitar la aparición de problemas hepáticos o para su tratamiento.

Es una planta muy conocida por sus propiedades medicinales, siendo un potente purificador de la sangre, que desintoxica el organismo e impide el dolor. Tiene la capacidad de sanar el tracto digestivo, manteniendo el intestino saludable y ayudándolo a tener una buena flora intestinal y sin bacterias; mejora la cicatrización de cualquier herida; repara úlceras interinas; estimula el sistema inmune, ya que cuenta con polisacáridos que activan las células blancas en la sangre y que ayudan a combatir virus; beneficia la salud cardiovascular trabajando directamente sobre la sangre oxigenada y ayuda a nuestro cuerpo a perder peso deshaciéndose de los elementos que nos perjudican.

Contiene las vitaminas que nuestro organismo necesita para mantenerse en buen estado, (A, C, E B1, B2, B3, B6, B12 y ácido fólico). También presenta minerales como calcio, cromo, hierro, cobre, magnesio y muchos más. Toda una fuente de beneficios saludables en una sola planta.

¿Cómo elaborar jarabe de aloe vera?

Coger dos hojas de buen tamaño de la planta, que no debe de ser ni muy vieja ni muy joven. Lavamos perfectamente las hojas y le quitamos las espinas que tienen en el borde. Una vez que estén bien limpias, trituramos y metemos en un recipiente. Después, añadir entre 350 y 500 gramos de miel de romero y 3 cucharadas de whisky o coñac. A continuación, mezclar todo en la batidora durante unos minutos hasta obtener un líquido cremoso.

Foto vía Instagram: @anupana
Foto vía Instagram: @anupana

Antes de consumirlo, hay que agitarlo bien. Se toma 1 cucharada de este jarabe tres veces al día aproximadamente, junto a las tres comidas principales del día: desayuno, almuerzo y cena. Siempre debemos de tomar esta cucharada unos quince minutos antes de ingerir cualquier alimento. La elaboración no debe durar más de quince días y se debe de repetir el tratamiento hasta que la enfermedad haya finalizado.

Brinda múltiples beneficios para la salud, tanto para el que está enfermo como para el que no y solo quiera tener una buena salud. Crea tu propio jarabe de esta maravillosa planta y frena cualquier enfermedad, siempre y cuando tu médico esté al corriente de ello.

No hay comentarios

Dejar una respuesta