Foto vía Instagram: @being.healthyy

Autora: Natalia Barreto

Esta dieta es muy sencilla y cuenta con numerosas ventajas: sirve para cualquier tipo de persona porque aporta todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo, se reduce el peso lentamente, de forma segura y sin pasar ni una pisca de hambre; crea nuevos hábitos dietéticos; no se necesita pesar ningún alimento ni tener en cuenta sus calorías y se puede realizar durante todo el tiempo que se quiera.

Sus efectos se basan en evitar la mezcla de ciertos alimentos que, al combinarse, potencias sus efectos, tanto calóricamente como las alteraciones que pueden sufrir por su tránsito combinado en el intestino. Existen unas reglas fundamentales para llevar a cabo esta dieta y son las siguientes:

  • No mezclar en la misma comida hidratos de carbono, como puede ser pasta, cereales, legumbres, arroz, pan, con proteínas (carne, pescado, huevos, leche).
  • Los hidratos de carbono se tienen que ingerir en la comida del mediodía.
  • Tomar las proteínas en la cena.
  • El almuerzo y la cena deberán iniciarse con una ensalada o un plato de verduras.

Este tipo de alimentación es muy sencillo para perder esos kilos de más o simplemente mantenerte en el peso que quieres estar, eliminas toxinas y no pasas nada de hambre. A partir del ejemplo que vamos a ofrecer a continuación, échale imaginación y elabore la dieta que más le guste.

Dieta sin mezclar alimentos

Desayuno

Café de cereales o té con una macedonia de frutas o 1 pieza de fruta.

Media mañana

1 zumo (tomate, naranja, pomelo… a su gusto)

Almuerzo

De primer plato, ensalada o verdura; de segundo plato, pasta (macarrones, espaguetis) o legumbres (lentejas, garbanzos) o arroz, paella (sin carne ni pescado) o similar. Acompañar con una rebanada de pan integral.

Merienda

Café con leche de soja o yogur natural.

Cena

De primer plato, ensalada o verdura (puede ser sopa); de segundo plato, carne a la plancha (filete de ternera, pollo) o pescado cocido o a la plancha (atún, salmón) o tortilla de dos huevos. Acompañar con una rebanada de pan integral y de poste, yogurt natural de soja o un vaso de leche vegetal o unas natillas.

Foto vía Instagram: @oom.tararat
Foto vía Instagram: @oom.tararat

No hay comentarios

Dejar una respuesta