Foto: Diliff (Wikipedia Commons)

Autor: David Lorenzo

Roma es una ciudad con un gran valor monumental. Aunque generalmente nos ha llegado una importante cantidad de patrimonio de la Roma Clásica no solamente podemos encontrarnos con estos tesoros en exclusivas, pues no hay que olvidar que también la ciudad cuenta con un importante colección de arte medieval, renacentista y barroco en su pintura, escultura y arquitectura, que sin duda nos deja claro que Roma es una ciudad espectacular y de obligada visita para los amantes del arte.

Por su extraordinaria historia (no hay que olvidar que fue la capital de un gran imperio), por ser una ciudad con más de 3 milenios de historia y por la importancia tanto política como religiosa que ha tenido a lo largo de los siglos hacen de Roma un lugar único con millones de curiosidades por todos su rincones. Nosotros, como no podemos hablar de todas, vamos a hablar de 10 curiosidades sobre la ciudad:

  1. Fundada por Rómulo y Remo. Según la leyenda nacen estos mellizos de la relación entre el dios Marte y Rea Silva, hija de Numitor (rey de Alba Longa), que es expulsada por su tío Amulio para hacerse él con el reino. Rea Silva, sabiendo que la vida de sus dos hijos estaba en peligro los arrojó en una canasta al río Tíber. La cesta encalló en lo que es hoy la actual Roma, donde van a ser criados por una loba llamada Luperca o Loba Capitolina. Los hermanos, ya mayores, tuvieron una gran pelea para decidir donde fundar la ciudad de Roma. Al final Remo es asesinado por su hermano Rómulo, quien funda Roma y le da nombre. Otra versión apoyada por Augusto (de la que hablamos en un artículo) afirma que la ciudad es fundada por Eneas y sus descendientes.

    Luperca amamantando a los gemelos Rómulo y Remo, según la leyenda más difundida acerca de la fundación de Roma.
    Luperca amamantando a los gemelos Rómulo y Remo, según la leyenda más difundida acerca de la fundación de Roma.
  2. De pequeño pueblo a capital de un Imperio. Todavía en el siglo VI a.C. cuando la ciudad es fundada no ocupaba más que una pequeña parte de lo que es la ciudad de Roma actual: únicamente la zona que ocupa la colina del Palatino. Sin embargo el crecimiento va a ser imparable: entre el 458 y 265 a.C. logran dominar toda la Península Itálica (una importante hazaña teniendo en cuenta la tecnología de la época). Más espectacular si cabe es el hecho de haberse hecho con el control del Mediterráneo y gran parte del continente (así como Gran Bretaña) incluso en menos tiempo de lo que tardaron en conquistar la Península Itálica (en relación al tamaño de la Península). La expansión territorial romana acabó a partir del emperador Trajano en el año 117 d.C, con quien se logró la extensión mayor.

    Expansión del dominio romano.
    Expansión del dominio romano.
  3. Grandes monumentos de Roma. Los edificios romanos, aunque toscos, se caracterizan por su enorme durabilidad. De esta forma han llegado a nosotros infraestructuras con gran valor arquitectónico como son el Anfiteatro Flavio (o Coliseo) del siglo I d.C., los foros imperiales y el mercado de Trajano (siglo II d.C.), el Panteón de Agripa (siglo II d.C.), las termas de Diocleciano (siglo IV d.C.) y Caracalla (siglo III d.C.) y otros monumentos de gran valor artístico. Todos estos edificios cuentan con un uso diferente, adaptándose arquitectónicamente bastante bien a su función real. Resulta impresionante la capacidad de los romanos en la antigüedad para construir edificios de una gran belleza arquitectónica pero que a la vez cuentan con una gran funcionalidad.Coliseo romano
  4. Una imagen más humilde. No todo en Roma eran grandes edificios públicos y monumentos a la grandiosidad (fundamentalmente pagados por los emperadores). Hay una parte más humilde y cotidiana de la ciudad. Así lo más habitual no eran los grandes monumentos sino más bien infraestructuras usadas como vivienda, como las ínsulae (edificios de varias plantas que corresponderían a los apartamentos actuales). También Roma va a destacar por crear un sistema de alcantarillado bastante funcional, que servía para evitar acumulación de basura y con ello enfermedades así como inundaciones. Otras infraestructuras de gran interés histórico son las catacumbas, creadas sobre todo por cristianos y judíos para enterrar a sus muertos (ya que no podían quemar sus restos), o las cisternas, grandes embalses de agua artificiales construidos bajo tierra para almacenar agua, entre otros.

    Maqueta de la antigua ciudad de Roma, donde se aprecian el Teatro de Marcelo y el Teatro de Balbo. Foto: Alessandro57 (Wikipedia Commons)
    Maqueta de la antigua ciudad de Roma, donde se aprecian el Teatro de Marcelo y el Teatro de Balbo. Foto: Alessandro57 (Wikipedia Commons)
  5. Capital del Papado. Una vez cae el Imperio romano en el 476 da comienzo la Edad Media y se acaba definitivamente el predominio mundial de la ciudad, que aunque pierde el poder político seguirá siendo el centro del poder religioso. Con una Península Itálica totalmente dividida (llegándose a formar incluso ciudades-Estado) en el año 751 los Papas van a crear su propio reino, llamado Estados Pontificios, creando un ejército propio y donde el Papa se convierte en un rey más. Desde Roma el Papa toma las decisiones políticas y religiosas para su territorio, sirviendo además como ejemplo espiritual y como consejero del resto de reinos cristianos de la Europa Occidental. Aunque parezca impresionante no será hasta 1870 (momento en el que se produce la reunificación de Italia) cuando desaparezcan los Estados Pontificios.

    Ciudad del Vaticano, La Basílica de San Pedro.
    Ciudad del Vaticano, La Basílica de San Pedro.
  6. La «falsa» loba capitolina. La loba capitolina, la que dio de amamantar a Rómulo y Remo y los crió se convirtió desde un comienzo en un símbolo de Roma por el alto valor que tenia para ellos ese animal y que venía desde etapa etrusca. Durante el renacimiento se encontró la estatua en bronce de una loba y se pensó que se podía tratar de una estatua de época etrusca (primera etapa de Roma) y que se trataría de Luperca. Por ello se le van a incluir a los dos niños (Rómulo y Remo) de la parte inferior que se están amamantando de la loba. Sin embargo tras varios estudios realizados por varios expertos (y la duda anterior de ciertos investigadores) se confirmó en con carbono 14 que se trataba de una estatua medieval y no etrusca (aunque se cree que puede tratarse de una copia de un original etrusco).

    Detalle representando a Lupa Capitolina en el relieve de un pedestal del reinado de Trajano (98-117). Foto: Marie-Lan Nguyen
    Detalle representando a Lupa Capitolina en el relieve de un pedestal del reinado de Trajano (98-117). Foto: Marie-Lan Nguyen
  7. Influencia renacentista. Que Roma ha influido en la arquitectura hasta la actualidad no es ninguna novedad. Ya desde el renacimiento van a suponer un foco importante de influencia de su arte. Los grandes artistas de este periodo histórico tenían casi como una obligación visitar la capital romana con el fin de conocer los mayores y mejores monumentos construidos en época clásica. Muchas veces los artistas renacentistas van a hacer copias exactas de estos edificios clásicos y otras lo que van a hacer es hacer una interpretación de los mismos (ya fuera porque de ellos quedaban ruinas o bien porque querían realizar una obra creativa, aunque manteniendo las características arquitectónicas de la antigüedad). Este estilo arquitectónico va a ser menos rígido que el neoclásico (siglos XVIII y XIX), donde los artistas debían ser más fieles a los edificios clásicos a causa de su academicismo.pisa-986645_640
  8. Fontana di Trevi. La célebre y recién restaurada fuente se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad, al ser uno de los lugares más visitados de Roma. Sin duda es una fuente de gran belleza donde es casi obligatorio tirar una moneda de espaldas para que nos de suerte (sobre todo en el amor), lo que supone para la ciudad una recaudación anual de en torno a dos millones de euros. La fuente, a pesar de lo que algunos puedan pensar, es barroca y no renacentista. El trabajo fue realizado por el extraordinario Lorenzo Bernini en 1629 y viene a sustituir a otra anterior fuente que había en el lugar. Llamará mucho la atención que sus canalizaciones (que permiten que el agua llegue hasta ella) son de época romana, aprovechando las canalizaciones del acueducto llamado Aqua Virgo.

    Fontana di trevi
    Fontana di Trevi.
  9. Vaticano país independiente desde 1929. Una vez desaparecen los Estados Pontificios toda Roma, incluyendo la zona que ocupa el Vaticano van a formar parte de la Italia reunificada por Víctor Manuel II. Esta situación no va a hacer gracia a los posteriores Papas, que van a exigirle a los monarcas italianos que les devuelvan el derecho de contar con su propio Estado sin hacerles mucho caso. Curiosamente va a ser durante el gobierno fascista de Mussolini cuando finalmente se cree el Vaticano como país independiente (siendo todavía hoy el país más pequeño del mundo). Resulta curioso que lograran un Estado independiente en época de Mussolini puesto que en un comienzo el fascismo era una corriente laica, idea que cambió por el apoyo que recibió este régimen de la iglesia, además de por la presión social de una sociedad predominantemente católica.

    Plaza de El Vaticano.
    Plaza de El Vaticano.
  10. La cuarta ciudad más poblada de Europa. Roma no solo fue solamente una de las ciudades más pobladas durante la antigüedad, pues en la actualidad sigue manteniendo un buen puesto dentro de Europa, al ser la cuarta ciudad más poblada con una cantidad superior a los 2,7 millones de habitantes. Resulta interesante ver que ante sus problemas en el transporte (la ciudad apenas cuenta con líneas de metro ante la imposibilidad de excavar su subsuelo ante el gran patrimonio que hay bajo tierra) y el gran índice poblacional la ciudad siga moviendo a una gran magnitud de población (y turistas) todos los días con relativa facilidad.Roma ciudad

Para saber más:

  • Marchesi, Mateo La novela de Roma: Anécdotas y curiosidades históricas. Barcelona: Robinbook, 2009
  • Ríos González, José Antonio Roma, andar y ver. Madrid: Editorial Visión Libros, 2009
Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta