Autor: David Lorenzo

Seguramente muchos de los lectores hayan escuchado hablar sobre la prueba del Carbono 14 e incluso que se han realizado dataciones con este componente. Sin embargo, es más complicado saber exactamente de qué se trata y cuál es su utilidad para la historia. Pocos saben que no es un sistema infalible, pero a pesar de ello, el C14 resulta clave para hacer dataciones sobre material biológico con menos de 50 mil años de antigüedad.

Sin embargo, esta prueba no es la única, ya que existen otros métodos como el de la termoluminiscencia (de gran utilidad para estudiar coladas volcánicas o cerámicas), dataciones con radiactividad (para informes más precisos), o la dendrocronología (estudio de los anillos de los árboles, permitiéndonos detectar cambios climáticos según el grosor del anillo).

1.Qué es. Es un isótopo del carbono, formado por seis protones y ocho neutrones. Además es radiactivo, aunque no a nivel nocivo. Se presenta en la atmósfera y es asimilado por las plantas en el proceso de la fotosíntesis, por lo podemos encontrarlo en toda la vegetación del planeta. Pero hay más. Los animales (incluyendo los seres humanos) también tienen este isótopo en su organismo debido a la ingesta de plantas o de animales que se han alimentado de vegetales.

2. Cómo se utiliza. En 1949, Williard Libby observa que los seres vivos mantienen el mismo nivel de C14 en su cuerpo durante toda su existencia, puesto que (y como es obvio) durante toda la vida de las plantas, necesitan realizar la fotosíntesis para sobrevivir y los animales (incluyendo otra vez a los humanos) necesitamos alimentarnos para subsistir. De esta forma, los seres orgánicos perdemos cantidades de este isótopo del carbono a partir de nuestra muerte, lo que permite hacer una datación más o menos cercana al momento del fallecimiento. Hoy en día, los científicos han logrado realizar estudios que les permiten saber la fecha en la que murió un ser vivo según el porcentaje de C14 que queda en su organismo, sabiéndose que unos restos con 5.730 años tienen la mitad de la concentración y que en 57.300 años la cantidad que queda en un organismo orgánico es de tan solo un 0,1%.

Willard Libby
Willard Libby

3. Utilidad para la historia. Aunque pueda parecer que únicamente se emplea en el estudio de la Prehistoria, las dataciones con C14 también han sido de gran utilidad en etapas históricas como en la Edad Antigua o Edad Media. Antiguamente, se desconocía la historia de muchas civilizaciones por carecer de escritura o eran conocidas únicamente por otras culturas de las que sí tenemos información, generalmente la griega y la romana clásicas. A través del estudio de restos arqueológicos era como se tenía constancia de ellas. Así, tomando en cuenta el lugar donde se encontraban los restos en la estratigrafía y los restos de cerámicas u otros objetos de otras culturas que se podían encontrar a causa de la comunicación comercial, se lograba hacer una datación aproximada, que con el C14 se demostró que algunas no fueron del todo acertadas. Además, ha sido muy valioso para eliminar algunos restos que se creían históricos y se ha demostrado que son falsos.Relog de bolsillo

4. Problemas de contaminación. No todo en el uso de este isótopo del carbono para hacer dataciones iba a ser ideal y perfecto. Uno de los principales problemas que existe con el C14 es el hecho de que se puede contaminar fácilmente una muestra. Simplemente hace falta un vertido que pueda contaminar unos restos enterrados bajo tierra o la manipulación de una muestra sin llevar un protocolo riguroso para llevarnos a una datación errónea. Esto es muy importante porque nos puede llevar a un desfase de varias décadas en la datación. Este problema ha llevado a que haya existido mucha polémica en algunas dataciones, como fue en el caso de la realizada a la sábana santa de Turín, que determinó que se trataba de una prenda medieval, lo que hizo que algunos de los más fieles creyentes de su origen santo (al creerse que fue la sábana que tapó a Jesucristo tras su muerte) afirmaran que puede que durante la Edad Media hubiese existido alguna contaminación.Sabana santa

5. Otros problemas. Han existido variaciones de C14 en la atmósfera (tal y como se ha podido observar en los anillos de los árboles más antiguos), al haber mayor y menor cantidad de este isótopo en los restos. Esto nos obliga a que en nuestra fórmula debamos tener en cuenta cuál es la cantidad de C14 existente en la atmosfera en la época histórica que queramos datar, puesto que si no lo hacemos correctamente podemos desfasarnos en la fecha. Otro problema que puede llevar al error en una calibración es el hecho de que no coincida la edad que se da en el estudio del radiocarbono con la fecha de nuestro calendario (a la que se puede llegar con una fórmula). Para poder diferenciar cuándo se da una datación u otra, cuando se emplee la edad radiocarbónica, será acompañada con las siglas BP (Before Present), que corresponde a los años que han pasado desde la muerte del ser vivo hasta el año 1950 de nuestro calendario (puesto que a causa de las pruebas nucleares no se pueden hacer dataciones desde esta fecha).

El C14 también tiene otros usos, como el estudio de sedimentos marinos, datar restos volcánicos, estudios paleoclimáticos (cómo era el clima desde los orígenes de la tierra), etc.

Para saber más:

  • Blanco, José Luis «¿Por qué la datación por Carbono-14 no sirve para muestras modernas? En Blog Ciencia Explicada, 22 febrero 2012 [en línea]. Enlace: http://goo.gl/rI9T2
  • Web la ciencia es animada, de Andalucía Investiga: http://goo.gl/rfgvyf
Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta