Foto: Salvador Aznar

Autor: Salvador Aznar

Isla de Lobos

001-IsladeLobos-vistaaereafaro
Foto: Salvador Aznar

Un paraje natural que, a pesar de su pequeñez, sorprende a todo aquel que recorre sus senderos disfrutando con tranquilidad de su variada vegetación, su fauna y su orografía.

Latitud 28º Norte y longitud 13º Sur, son las coordenadas de un pequeño territorio insular de origen volcánico, conocido como Isla de Lobos. Este singular islote se encuentra ubicado en la Macaronesia, una zona geográfica del Atlántico Norte muy cercana a la costa africana, que aglutina a los archipiélagos de islas Salvajes, Azores, Madeira, Cabo Verde y Canarias.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Lobos es un territorio dependiente del municipio de La Oliva en la isla canaria de Fuerteventura. Su nombre hace referencia a las colonias de focas monje que anteriormente habitaron en sus costas. Estas poblaciones de focas, también conocidas como lobos marinos, fueron exterminadas durante años por los pescadores de la zona, que mataban a las focas por temor a que la gran voracidad alimenticia de estos animales que consumen entre 30 y 40 kilos de pescado al día, se convirtiera en un peligro para el mantenimiento de sus reservas de pesca en las proximidades.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Con una superficie de tan solo 4,5 km2, el islote de Lobos, es en la actualidad un espacio protegido con la categoría de Parque Natural, debido a su riqueza vegetal: con más de 130 especies diferentes que habitan tanto en la superficie volcánica y salinosa de la Isla como en sus ricos fondos marinos. Lobos es además, hogar de algunas especies de aves como la avutarda, la pardela cenicienta y la gaviota argéntea, entre otras.

009-IsladeLobos-faro
Foto: Salvador Aznar

La Isla permanece deshabitada desde el año 1968 y su último poblador fue el farero Antonio Fernández Páez conocido cariñosamente como Antoñito el Farero. Cuando el farero y su familia abandonaron Lobos el antiguo faro se reformó y paso a funcionar de manera automática.

Hoy en día visitan este islote convertido en Parque Natural, diferentes grupos que se interesan por el lugar según sus preferencias: excursionistas, submarinistas, surfistas y también pescadores. El traslado hasta aquí se efectúa en barco desde el puerto de Corralejo, navegando a través del estrecho de la Bocaina, que la separa de las cercanas islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Muy cerca del muelle donde a diario el ferry desembarca a los turistas, se alza un pequeño centro de visitantes y en el borde del camino, unas esculturas metálicas recuerdan a los primitivos habitantes de Lobos: las focas monje.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Un único sendero principal recorre este islote a través del cual se accede a las zonas más destacables. La pequeña playa de La Concha, el faro donde nació la escritora Josefina Pla, las lagunetas salinas, el puertito o refugio de pescadores con aguas cristalinas y azules, donde aún permanecen en pie algunas pequeñas casas, una de las cuales alberga un único y rústico restaurante regentado por los descendientes del antiguo farero. Un lugar que abre sus puertas cada día para ofrecer sus especialidades gastronómicas a base de pescado y otros productos de la mar.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Al caer la tarde y antes de que oscurezca, todos deben abandonar la Isla a bordo del último ferry, de esta manera, llegada la noche, el desarrollo de la vida natural en Lobos, solo tendrá como mudos testigos a la luna y a las estrellas.

www.diariosdeunfotografodeviajes.com

 @s_aznar

No hay comentarios

Dejar una respuesta