Foto vía Man Repeller

Autora: Paula Albericio

Los abrigos de pelo siempre son una apuesta segura y tentadora para protegerse contra el frío. Una prenda que se va reinventando cada temporada y que ahora se presenta teñida de blanco protagonizando una de las tendencias más glamurosas y llamativas del invierno. Las pasarelas mandan, y por obra y gracia de los diferentes diseñadores, el abrigo que más vas a desear será el de blanco y largo pelaje.

Fotos vía Livingly
Fotos vía Livingly

En cuanto a las firmas que lo han incluido en sus colecciones para este otoño/invierno 2015-16, Stella McCartney y Fendi proponen el abrigo largo que cubra casi todo el cuerpo femenino, Holly Fulton y Tommy Hilfiger lo recrean en tamaño midi en su versión más lady, mientras que Roberto Cavalli y Philipp Plein apuestan por un estilo más bohemio y rockero acortando su altura.  Y ya no solo abrigos, también chalecos y cazadoras se cubren de pelo para aportar calidez a los meses más fríos.

Fotos vía Livingly
Fotos vía Livingly

Las opciones de uso son infinitas: En un estilismo hippie chic y fiel a la estética bohemia que impera esta temporada, combinándolo con prendas setenteras como vestidos fluidos o pantalones acampanados, o dentro de un look sobrio llevándolo con colores como negro o nude, o apostando por un total look en blanco para ser la auténtica reina de las nieves. Incluso las más atrevidas se ponen el abrigo de pelo a modo de vestido desafiando al frío. Pero recuerda que al ser una prenda que por forma, material y volumen acapara toda la atención, es recomendable que el resto del outfit sea lo más sencillo y neutro posible, pues este tipo de abrigo será suficiente por sí mismo para atraer todas las miradas.

Ya sea natural o sintético, para el día o para la noche, el ya denominado abrigo yeti en color blanco será uno de los must have de la temporada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta