Foto vía Miley Cyrus Facebook

Autora: Paula Albericio

Es cierto que Disney nos ha regalado buenas historias y bonitos momentos de nuestra tierna infancia, incluso en la edad adulta seguimos disfrutando de algunas de sus películas como si fuésemos niños y niñas de nuevo. Pero más allá de cuentos de princesas, brujas y madrastras malvadas, héroes y príncipes encantados, que no te engañen, porque en la factoría Disney pasa algo raro, y no es porque los perros hablen, los cangrejos canten o los gatos toquen el piano, no. ¿O es que nadie ha caído en la cuenta de que las niñas de Disney Channel cuando rompen o terminan su contrato con los estudios sufren una extraña metamorfosis? Porque tenemos varios ejemplos de que ahí pasa algo:

Britney Spears. En 1992 participó en el programa The Mickey Mouse Club, en el que coincidió con su archienemiga Christina Aguilera y con Justin Timberlake, futuro novio y ex de Spears. Hasta ahí todo bien, pero desde que enfocara su carrera como cantante y se convirtiera en la Princesa del Pop, la vida de Britney ha sufrido algunas turbulencias, por no decir que la muchacha se chifló un poquito. Ciertas adicciones, problemas de salud física y mental, desastres sentimentales, malas compañías (Paris Hilton, Kevin Federline…) y así un largo etcétera que tuvo su punto álgido con la artista rapando su rubia melena. Y aunque lo sigue intentando, parece que ni la ayuda de Madonna hizo que lograra remontar del todo.

Miley Cyrus. Poco o nada queda ya de la dulce Hannah Montana. De Miley lo sabemos casi todo y también lo hemos visto todo o casi todo de ella, pues la cantante el pudor y la inocencia como que no es algo que ponga en práctica y cuando no enseña el trasero en el escenario, muestra su nuevo piercing en Instagram o el vello de las axilas en la portada de una revista. Un corte radical de pelo, una nueva y arriesgada forma de vestir y  un giro de 180º a su estilo musical y… Bye, bye, Disney! Donde va Miley la acompaña el escándalo, pero aunque a veces asusten sus formas, todo parece obedecer a un plan orquestado de llevar su vida como ella quiere y bajo sus propias normas. Por cierto, ella y Britney son BFF (empieza a atar cabos ya).

Christina Aguilera. Quizá de entre las ex niñas Disney que mencionamos aquí, su caso sea el menos grave. Ella también se volvió sexy, tuvo su época dirty, se casó, tuvo niños, pero como que el divorcio no le sentó muy bien (normal y entendible, por otra parte) y sufrió ciertos cambios físicos en un breve espacio temporal que para muchos eran el indicio de que Christina estaba pasándose al lado oscuro de las fiestas, el alcohol y las drogas. Pero la galardonada cantante sigue volcada en su carrera, proyectos filantrópicos y su familia. Los kilos de menos o de más son asunto suyo, no nuestros.

Lindsay Lohan. El suyo quizá sea el ascenso y caída en picado más mediático de los últimos años. Sus problemas con el alcohol interrumpieron allá por el 2007 lo que parecía una prometedora carrera en el cine. Lindsay era una de las actrices más taquilleras y además un icono de estilo en el que muchas se fijaban, pero los excesos y la falta de control jugaron en su contra y ni su talento era ya una buena carta de presentación. La ambición de su padre a costa de ella y la espiral de fiestas, alcohol y drogas más una posterior depresión no han ayudado mucho a Lindsay, que además ha tenido su propio reality show, Lindsay Lohan: Una nueva oportunidad en el que se mostraba su intento de cambio de vida. Ahora parece que más calmada y alejada de los escándalos podría disfrutar de ella. Aunque mejor será que no mantenga contacto con Britney Spears ni Paris Hilton, por lo que pueda pasar. Sí, ellas formaron una peculiar chupi pandi y la maldición Paris habría que estudiarla en Cuarto Milenio también.

¿Moraleja? Pues que quizá Disney no sea ni tan bueno ni tan malo como lo pintan, pero si el día de mañana tu hija te dice que quiere ser actriz y salir en Disney Channel, pues yo de ti me lo pensaba, porque además creo que la suma: niña con talento + Disney + Paris Hilton, no suele dar un resultado positivo.

Foto vía People
Foto vía People

No hay comentarios

Dejar una respuesta