Givenchy Fall 2015. Foto vía Givenchy Facebook

Autora: Paula Albericio

Como muchos hitos de la moda, parece que el uso del negro es uno de los grandes legados de Coco Chanel. Antes de los años 20 del siglo pasado, las prendas de este color para las mujeres estaban reservadas a las temporadas de luto y a los sirvientes, pero un día la diseñadora decidió saltarse las normas y ponerse para ir al teatro una de sus creaciones: un vestido negro por debajo de la rodilla. Su propósito, ante tanta dama vestida de pastel, era joder a todas estas mujeres con el negro”. Tal y como afirmó años después. A partir de ese momento, no ha habido firma o diseñador que no lo usara en sus colecciones.

Tom Ford, Alberta Ferretti, Alexander McQueen OI 2015-16. Fotos vía Vogue runway
Tom Ford, Alberta Ferretti, Alexander McQueen OI 2015-16.
Fotos vía Vogue runway

Y así es como el negro se va reinventando temporada tras temporada y para este otoño/inverno se presenta en una de sus versiones más misteriosas, oscuras y, por qué no, románticas, pues el estilo gótico se ha reafirmado sobre las pasarelas como una de las tendencias estrella, yendo de la mano de la inspiración victoriana. Así lo proponen Alexander McQueen, Tom Ford, Rick Owens o Alberta Ferretti. El negro más riguroso se viste de transparencia, gasa, encaje y terciopelo.

Givenchy OI 2015-16. Fotos vía Livingly
Givenchy OI 2015-16.
Fotos vía Livingly

Pero si hay una colección que eleva la estética gótica a los altares, esa es la de Riccardo Tisci para Givenchy, cuyos diseños visten a poderosas viudas y brujas con vestidos devoré de terciopelo, chaquetas encorsetadas, corpiños y bustiers bordados con perlas y pedrería y en la que las joyas juegan un gran papel, como las que las modelos lucían en la cara durante el desfile, aportando aún más dramatismo a la atmósfera creada por el diseñador. Una colección digna de alfombra roja y que las celebrities incondicionales de la firma, como la cantante Ciara, la actriz Rooney Mara y la modelo Joan Smalls fueron las primeras en llevar.

La clave del look está en complementarlo con peinado y maquillaje: cabello extra liso, cardados y recogidos messy junto con el make-up más pálido y natural en la piel y jugando con un poco de vamp llevando labios oscuros y ojos marcados o ausencia de color en la cara.

El negro más gótico protagoniza también  llamativas editoriales de moda, como la realizada por Tim Walker para la edición de diciembre 2015 de Vogue Italia.

Foto vía Anne of Carversville
Foto vía Anne of Carversville

Siempre vas a tener una excusa para vestir de negro, pues como bien dice Yohji Yamamoto: “El color negro es, a la vez, modesto y arrogante. Es fácil y relajado, pero también misterioso. Pero, sobre todo, es una manera de decir: ‘Yo no te molesto, así que tú no me molestes a mí'”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta