Crítica: El puente de los espías

Crítica: El puente de los espías

Autor: Sixto Javier Pérez

James Donovan (Tom Hanks), un abogado de Brooklyn (Nueva York) se ve inesperadamente involucrado en la Guerra Fría entre su país y la URSS cuando la mismísima CIA le encarga una difícil misión: negociar la liberación de un piloto estadounidense (Austin Stowell) capturado por la Unión Soviética. (Filmaffinity)

Cuando Spielberg es el encargado de dirigir una película tenemos la idea preconcebida de que será un peliculón ya que es muy raro que el cineasta decepcione y lo cierto es es que casi siempre termina sorprendiéndonos con sus proyectos. Algo que no entiendo es cómo sus dos últimas películas (Lincoln y War House) fueron tan poco valoradas por la crítica y tuvieron tan poco respaldo en la taquilla. Lo que está claro que es uno de los grandes y más consagrados directores de Hollywood por lo que siempre tenemos unas expectativas muy altas antes de ver sus sus películas. En este caso, con el Puente de los Espías, me esperaba más, en ocasiones me ha parecido aburrida y sin ritmo, por el contrario, el film tiene un inicio espectacular y un final de sobresaliente.

Foto obtenida de elegirhoy.com

La película está dividida en dos partes muy bien diferenciadas: la primera es para mi lo mejor del film gracias a un inicio en el que apenas hay diálogos y es totalmente visual, logrando mantener intrigado y en tensión al espectador. Esta primera parte tiene lugar en América y es más de carácter judicial. La segunda transcurre en Berlín, a donde tiene que trasladarse el abogado Donovan (Tom Hanks) para negociar la liberación del piloto estadounidense. La cosa se complica cuando un estudiante de economía americano es capturado en la Alemania Oriental, por lo que Donovan tendrá que buscar la manera de liberar a dos rehenes a cambio de un espía soviético, una tarea nada fácil y menos cuando su propia familia empieza a sufrir el castigo por defender un caso tan complicado. En esta segunda parte es donde transcurren todos los hechos más importantes, pero aquí la trama se vuelve un poco lenta haciendo que el espectador llegue a desconectar por momentos.

Es muy importante que tengan en cuenta que no se trata de una película de acción, es decir, no se encontrarán con secuencias de persecuciones, pero sí que verán algún que otro disparo…Y quiero dejar esto claro porque normalmente en las películas de espías es lo que suele darse garantizando un poco de emoción y adrenalina, pero en este caso son casi dos horas y media de diálogo constante consiguiendo mantener al espectador intrigado, algo totalmente diferente a lo que nos tienen acostumbrados en este tipo de películas.

Uno de los puntos fuertes del film son las actuaciones de sus protagonistas. Tom Hanks como siempre, está espléndido, es uno de los mejores papeles que ha interpretado en su larga trayectoria, pero el que merece reconocimiento especial es Mark Rylance interpretando al espía soviético Rudolf Abel. Una interpretación totalmente creíble e hipnotizante que no podrás dejar de mirar por su gran realismo. Muy atentos con este actor porque ya tiene una nominación a los Globos de Oro y seguramente llegue a los Oscar.

Foto obtenida de blogs.20minutos.es

Visualmente es una maravilla ya que logra cuidar cada detalle de la época y del momento histórico, especialmente impacta la ambientación tan turbia y desoladora de Alemania. El vestuario es otro de los elementos realmente llamativos y muy característicos del momento. La fotografía es muy buena, pero creo que hubiera sido más real e impactante si se hubiera filmado en blanco y negro. No puedo decir lo mismo de su banda sonora, ya que eché en falta más intensidad musical en determinados momentos, incluso hay escenas en las que me preguntaba dónde está la música. Lamentablemente Thomas Newman no ha logrado que la música sea un componente esencial en la cinta y es una pena porque si hubiera acompañado adecuadamente a las circunstancias las escenas serían vividas con más emoción.

Foto obtenida de mediatrends.es

En definitiva, El Puente de los espías es una de las grandes películas de Spielberg que vuelve a repetir junto a un impresionante Ton Hanks. Un film que no te dejará indiferente por su gran ambientación y fotografía.

Nota: 4 de 5

Untitled design (5)

Lo mejor: la dirección de Spielberg, Tom Hanks, Mark Rylance, fotografía,  ambientación, inicio y final.

Lo peor: lenta en determinados momentos, duración innecesaria (135 minutos)

No hay comentarios

Dejar una respuesta