Foto: Salvador Aznar

Mientras preparo el material, para un nuevo viaje a la ciudad de La Habana, no puedo evitar recordar las sensaciones que experimenté, en mi primera visita y que contaba de la siguiente manera:

“Cuando aún te encuentras, surcando el cielo atlántico que separa Europa de América, ya comienzas a sentir como una realidad, tu cálida cita con la isla de Cuba y con su capital, la ciudad de La Habana”.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

Y es que la ciudad de La Habana, es deseada por los que aún no la conocen, una experiencia plena de vida y color, para los que la visitan y una ineludible realidad para los que, con esfuerzo y pasión, la viven cada día. Recorrer La Habana, es bastante parecido a realizar un viaje en el tiempo,  atravesando calles y avenidas, con  edificios de estilo arquitectónico, propios de los años cincuenta, en las que aún circulan antiguos y bien conservados modelos de coches americanos, que hacen las delicias de viajeros y visitantes.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

La Habana, como el resto de la isla, debe ser experimentada y sentida a través de las sensaciones. El carácter culto y afable de los cubanos, la capacidad de adaptación y de superación de este pueblo multirracial ante los aconteceres diarios, siempre con una sonrisa en la boca. El ritmo, la música y la belleza de sus hombres y mujeres, de seguro que dejarán una imborrable huella en tu espíritu viajero.

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

De seguro, que desde tu primer viaje a Cuba, tal como le sucede a la mayoría de los que la conocen, ya siempre soñaras con volver de nuevo….  Porque  esta isla del Caribe nunca dejará de sorprenderte, con sus idílicos paisajes de exuberante y frondosa vegetación, que se asoman a las cristalinas y azules aguas del océano con suaves y amplias playas, rodeadas de esbeltas palmeras.

www.diariosdeunfotografodeviajes.com

Foto: Salvador Aznar
Foto: Salvador Aznar

No hay comentarios

Dejar una respuesta