Un modelo único firmado por el agente 007

Con motivo de las bodas de oro del agente James Bond con la marca de deportivos de lujo Aston Martin, el director de la última saga del super-agente y el fabricante británico quisieron rendir un merecido homenaje a un enlace que dura más de medio siglo. Y que mejor forma de hacerlo que diseñando y construyendo el DB10, un espectacular modelo realizado de forma artesanal, del que sólo se fabricaron 10 unidades para el rodaje de “Spectre”, la última aventura de Bond en la gran pantalla. Para los más curiosos que se lo estén preguntando, desvelamos que las siglas DB hacen honor a las iniciales de David Brown, director de la compañía hasta 1.972.

Hasta aquí todo parece normal, pero todo cambia si decimos que del total de unidades fabricadas, 7 fueron destruidas durante el rodaje de las escenas de acción de la película, lo que quiere decir que tan solo 3 han sobrevivido al rodaje. Uno de ellos se lo ha quedado el fabricante, y otro se utilizará sólo para exposiciones, es decir, el único ejemplar que queda es el que se utilizó en la premiere mundial de “Spectre”, así como en el rodaje de la película para rodar primeros planos, ya que era una de las unidades completas que el fabricante realizó para poder apreciar todos los detalles del vehículo.Aston-Martin-DB10-2

La unidad en cuestión es un deportivo coupé de dos puertas equipado con un motor V8 de 4,7 litros de 426 CV, capaz de alcanzar una velocidad de 305 km/h a través de una caja de cambios manual de seis velocidades. Se trata de un modelo con carrocería en fibra de carbono, que combina los terminados de alta calidad de su diseño interior, con acabados en aluminio, cuero y carbono, e incorpora como elemento exclusivo y distintivo una placa identificativa firmada por el mismo Daniel Craig. Todos los ingredientes para convertir esta pieza en una de las más deseadas por los coleccionistas de todo el mundo.

Si estás interesado, te informamos que el próximo 18 de febrero la conocida casa “Christie’s House” procederá a su subasta en vivo, en el Christie´s King Street de Londres, en una jornada a la que sólo se podrá asistir mediante invitación. Se estima que esta exclusiva pieza podría alcanzar un precio de 1 millón cuatrocientos mil dólares, así que, si eres seguidor de 007, fan de los Aston Martín y dispones de una abultada cuenta corriente, esta es una oportunidad única para adquirir un auténtico “coche de “película”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta