Foto vía Zimbio

La alfombra roja de los SAG 2016 fue una improvisada pasarela de moda  en la que si bien no vimos esos grandes estilismos si es cierto que muchos de los looks merecen buena nota. Repasamos lo más interesantes y destacados.

Si esta semana la Alta Costura de Paris nos hacía imaginar qué actriz podría vestir de qué firma en los grandes eventos, la ocasión no se ha hecho esperar y varias fueron las primeras en lucir las propuestas de algunas de las colecciones couture más aplaudidas de la primavera 2016: Julianne Moore de verde y por Givenchy, Rooney Mara fiel al color negro eligió Valentino, January Jones se convirtió en diosa griega por obra y gracia de Schiaparelli y la ganadora del premio a mejor actriz de drama, Brie Larson, sorprendió con su sensual Atelier Versace.

Foto vía Stylebistro
Foto vía Stylebistro

Verdes, azules y rosa fucsia fueron los colores más repetidos sobre la red carpet, desde Kate Winslet vestida de Armani, Claire Danes impecable de Stella McCartney o Sofia Vergara de Vera Wang.

Christina Hendricks de Christian Siriano  puso la nota retro y el homenaje Old Hollywood junto con Viola Davis, fabulosa y marcando curvas vestida por Zac Posen (aunque le faltara más plancha al vestido).

Foto vía Zimbio
Foto vía Zimbio

Parece que el dress code de la velada estuvo marcado por la sobriedad, y es que por mucho que queramos ver espectáculo en lo que a moda se refiere, la sencillez siempre suma puntos y si no que se lo pregunten a Diane Lane, Helen Mirren o Julianna Margulies.

Presta atención a las más jovencitas, pues tanto Maisie Williams que eligió un diseño azul intenso de Ermanno Scervino como Kiernan Shipka de Erdem, demostraron que un estilismo elegante se puede adaptar a cualquier edad.

Muchas fueron las actrices que pasaron por allí, unas con más acierto que otras. Entre los ‘no’ parece que se cuela siempre Eva Longoria a la que pedimos que cambie de estilista (o que la dejen de invitar) porque ser mona y tener tipo no te lo permite todo, Saoirse Ronan nos suele encantar, pero ayer ni el color de su Michael Kors ni el maquillaje elegido le favorecían en absoluto o Amanda Peet, que parece que nunca encuentra un vestido de su talla y cómo no, Kaley Cuoco que quizo emular a Irina Shayk, pero quedó en eso, en quiero y no puedo.

Y si de hacer un top five de favoritas se trata quedaría así: El quinto puesto para Alicia Vikander que quizá no llevaba el mejor diseño de Louis Vuitton, pero su porte le ayuda a defender con éxito un vestido que a priori puede pecar de ostentoso y ella dota de elegancia y naturalidad, el cuarto puesto para la australiana Naomi Watts con un vestido de encaje floral de Burberry y siempre desprendiendo ese glamour de diva de antaño que tanto gusta, tercera Nicole Kidman de Gucci, porque pocas como ella para lucir ese Gucci seventies, segunda Laverne Cox espectacular en burdeos por Pabral Gurung y primera maravillosa, Emilia Clarke con un escotadísimo Dior de color rosa, demostrando que se puede ser sexy, dulce y elegante a la vez.

Ellas, ellos y hasta las parejas más aplaudidas en nuestra galería.

Redactora de tendencias, moda y actualidad. Freak de celebrities y de toda red carpet. Con tendencia al monólogo, a veces me da por contar historias, otras tan solo divago por aquí o por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta