Los actores y actrices en muchas ocasiones tienen que someterse a cambios extremos en su constitución física que requieren un gran sacrificio y disciplina. Es necesario llevar a cabo dietas especiales para engordar o adelgazar, gimnasio, cortes de pelo y caracterizaciones. A continuación les dejo mi ránking de los cambios físicos más sorprendentes:

10. Natalie Portman

¿Se acuerdan del film Cisne Negro? Para dicha película Natalie Portman tuvo que entrenar duramente para conseguir el cuerpo de una esbelta bailarina. Concretamente, entrenaba 5 horas diarias durante toda la semana. Perdió 10 kilos y aprendió a bailar ballet, de ahí que en la mayoría de las escenas no tuvieran que utilizar ninguna doble.

Imagen obtenida de latercera.com

9. Renée Zellweger

Cuando la actriz fue elegida para ser la protagonista de El diario de Bridget Jones tenía una exigencia añadida: engordar para resultar creíble como Bridget. Zellweger subió más de 10 kilos y repitió operación para la secuela del film. Desde entonces, ha vuelto a su habitual imagen, mucho más delgada.

Imagen obtenida de t13.cl

8. Michael Fassbender

El actor para la película Hunger (2008) perdió 19 kg para interpretar al miembro del IRA Bobby Sands, que murió en prisión tras una huelga de hambre. Un cambio nada fácil de conseguir hasta el punto que tuvieron que parar el rodaje hasta que llegó al peso deseado. Su dieta se basaba principalmente en varias latas de sardinas al día combinado con mucho ejercicio físico.

michaelfassbender
Imagen obtenida de cinemania.es

7. Charlize Theron

La protagonista de Monster debió sumar más de 14 kilos de peso para dar vida a una prostituta convertida en asesina en serie. Hay que destacar que el maquillaje también ayudó bastante a conseguir este cambio tan radical. La actuación le valió un Oscar como mejor actriz.

Imagen obtenida de latercera.com

6. Matthew Fox

Para la película En la mente del asesino (2012) perdió 20 kg para interpretar a un psicópata. Su dieta se basaba en bebidas con proteínas, comer pollo y verduras.

matthewfox
Imagen obtenida de eleconomista.es

5. Matthew Mcconaughey

Para interpretar al vaquero Ron Woodroof en la película Dallas Buyers Club McConaughey llegó a bajar 23 kilos. Contó con la ayuda de dos nutricionistas y fue solo con dieta. Tan solo le dieron de plazo 4 meses para conseguirlo.

Imagen obtenida de latercera.com

4. Chris Pratt

El actor, uno de los más cotizados de Hollywood, llegó a pesar 130 kilos, fue gracias a su participación en película Zero Dark Thirty, cuando se propuso ponerse en forma; sin embargo, al terminar, volvió a engordar para la serie de TV Parks and Recreation. El actor llegó a pasarlo muy mal por su sobrepeso: “Me quedé impotente, agotado y emocionalmente deprimido. Tuve verdaderos problemas de salud que me afectaron mucho”. Pratt se sometió a un duro entrenamiento que consistió en 4 horas de duras sesiones de gimnasio al día, correr, nadar, boxeo, el programa de fitness P90X y kickboxing, con el cual logró adelgazar 27 kilos en solo 6 meses.

Imagen obtenida de elle.it

3. Tom Hanks

Para su personaje en Náufrago tuvo que engordar y adelgazar. Para adelgazar, comió durante un año lo que le cabía en la mano llegando a perder 30 kg. Pero lo más sorprendente es que luego, subió más de 100 kg para poder adquirir el aspecto de una persona que vuelve a su vida normal tras sufrir esa mala experiencia.

Imagen obtenida de t13.cl

2. Jared Leto

Curiosamente el actor experimentó dos cambios totalmente opuestos en diferentes películas. Para el film Chapter 27 el actor interpretó a David Chapman, el asesino de John Lennon, para ello tuvo que engordar 30 kilos. Por el contrario, para interpretar al transexual Rayon en la cinta Dallas Buyers Club tuvo que bajar 20, esfuerzo que tuvo su recompensa al llevarse el Oscar.

70bc812_jaredleto
Imagen obtenida de cinemania.es

1. Christian Bale

Para la película El maquinista se quedó prácticamente esquelético al perder 30 kg. Más adelante tuvo que ganar 18 para hacer de estafador en la cinta La gran estafa americana. Para adelgazar solo comía una lata de atún y una manzana al día, mientras que para engordar comía gran cantidad diaria de hamburguesas y donuts. Como era lógico, con 55 kilos no podía interpretar a Batman, su siguiente papel, de modo que se puso a trabajar duramente y subió hasta rozar los 100 kilos a base de puro músculo.

Imagen obtenida de t13.cl

No hay comentarios

Dejar una respuesta