Crítica: El renacido (The Revenant)

Crítica: El renacido (The Revenant)

Año 1823. En las profundidades de la América salvaje, el explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) participa junto a su hijo mestizo Hawk en una expedición de tramperos que recolecta pieles. Glass resulta gravemente herido por el ataque de un oso y es abandonado a su suerte por un traicionero miembro de su equipo, John Fitzgerald (Tom Hardy). Con la fuerza de voluntad como su única arma, Glass deberá enfrentarse a un territorio hostil, a un invierno brutal y a la guerra constante entre las tribus de nativos americanos, en una búsqueda implacable para conseguir vengarse. (Filmaffinity)

Alejandro González Iñárritu es un genio del cine y cada año lo tengo más claro. En sus anteriores trabajos nos ha demostrado su gran talento para crear historias impactantes destacando por su gran poder visual y calidad argumental. En su filmografia podemos destacar: Amores perros (2000), 21 gramos (2003), Babel (2006) y Birdman (2014), siendo esta última la que le ha otorgado el Oscar a Mejor director, premio más que merecido.

Imagen obtenida de Filmaffinity

Si el film hubiera sido estrenado el año pasado en nuestro país la hubiera elegido como la mejor película del año. Es una maravilla ver esto en la gran pantalla donde todo está cuidado al detalle, consiguiendo que el espectador empatice con el protagonista viviendo cada uno de los obstáculos con los que se tiene que enfrentar. El director quiere que seamos testigo de algunas de las escenas más impresionantes que se han rodado y que pasará a la historia del cine. Les garantizo que que son escenas realmente impactantes.

Con respecto a DiCaprio solo puedo decir que logra una interpretación magnífica, sublime e insuperable… Me atrevería a decir que es la mejor hasta el momento, y eso que nos suele tener acostumbrado a interpretaciones magistrales. En este caso se trata de una actuación totalmente física. Su escena con el oso es impresionante, totalmente real, les prometo que no daba crédito a lo que estaba viendo, llegó un momento en el que no quería seguir mirando a lo que estaba sucediendo…Esta vez DiCaprio se tiene que llevar el Oscar sí o sí, no hay excusas.

Imagen obtenida de Filmaffinity

Igual de impresionante es el trabajo de Tom Hardy. Si ya teníamos claro que es un grandísimo actor, tras verle en esta película nos confirma en mayúsculas que es uno de los grandes. Interpreta a Fitzgerald, un personaje egoísta, traicionero e hipócrita que abandona Glass (Leonardo DiCaprio) en medio de la nada. Es tan malo, que terminarás odiándolo, solo con su mirada consigue transmitir toda la maldad propia de un gran villano.

Se trata de una buena historia basada en hechos reales con un ritmo narrativo acertado, son tantas las cosas que ocurren que no hay tiempo para el aburrimiento. Cuando la cámara no está enfocando a los protagonistas lo hace al paisaje, haciéndonos disfrutar de la naturaleza de una forma espectacular. Es cierto que hay momentos en los que me preguntaba cómo seguía vivo el protagonista, ya que todo lo que le sucede es tan extremo y brutal que resulta casi imposible creer en su supervivencia. Aviso que hay escenas que no son aptas para las personas que sean escrupulosas, ya que hay muchas situaciones escabrosas que son totalmente explícitas. Llegó un punto en el que creía que estaba viendo una película gore ya que la sangre ocupa un papel importante. He de reconocer que me encantó ese toque tan salvaje.

Imagen obtenida de isopixel.net

La película no pretende ser muy narrativa, sino más bien visual. Los diálogos a lo largo del film escasean y esto tiene la dificultad de transmitir todo a través del lenguaje no verbal… y lo consigue ya que tiene como objetivo mostrar el sufrimiento del protagonista de forma minuciosa mediante elementos visuales. La música encaja a la perfección con las imágenes, ofreciendo más emoción a todo lo que estamos viendo. De la fotografía solo puedo decir que es maravillosa, un espectáculo visual que hará que no puedas pestañear. Mención especial también al vestuario y maquillaje, aportando un realismo absoluto a lo que sucede.

Imagen obtenida de elle.com.hk

En definitiva, una obra maestra que trata sobre la soledad, la traición y la venganza que muy difícilmente puedas olvidar gracias a sus perfectas interpretaciones e impactantes imágenes. Una película magistral que no te puedes perder. 

Nota: 5 de 5

Untitled design (6)

Lo mejor: dirección, interpretaciones, fotografía, vestuario, maquillaje y… ¡El oso!

Lo peor: un poco larga

No hay comentarios

Dejar una respuesta