Foto vía Vogue runway

La Semana de la Moda de Nueva York arrancó el pasado diez de febrero con las propuestas para el otoño/invierno 2016-2017. Varias han sido las marcas y firmas que han ido presentando colecciones estos días  y aunque la mayoría de las más conocidas por el gran público parece que se han reservado para el ecuador y final de esta edición, no ha faltado el revuelo mediático con los desfiles de Yeezy, la firma del siempre polémico Kanye West o la colaboración de Rihanna en la colección Fenty x Puma.

View this post on Instagram

@pic by @fashiontomax #yeezyseason3 #nyfw16

A post shared by Anna Dello Russo (@anna_dello_russo) on

Por todos es sabido que a West le gusta destacar y obviamente su desfile no iba a ser como el del resto, no, el  músico, que dice que creando esta tercera colección se sintió como Pablo Picasso (creo que a todos se nos ha quedado la misma cara) eligió el emblemático Madison Square Garden para presentar #YeezySeason3, arropado por su mediática familia (la tropa de las Kardashian y las Jenner  uniformadas de Balmain) y con el apoyo de pesos pesados como Anna Wintour y Carine Roitfeld entre los asistentes y sobre la pasarela tops de renombre como Naomi Campbell, Verónica Webb y Liya Kebede. De la ropa poco que decir, estilo deportivo, colores neutros y rotos y agujeros en leotardos, camisetas y jerseys. Parece que Kanye West le confesó a Wintour que su sueño es ser el director creativo de Hermés (sin comentarios).

View this post on Instagram

@badgalriri #fentyxPuma @fentyxpuma pic by @fashiontomax

A post shared by Anna Dello Russo (@anna_dello_russo) on

El otro centro de atención fue para Rihanna y su colaboración con Puma, una colección oscura y provocadora que “si la familia Addams fue al gimnasio, esto es lo que usarían”, según palabras de la de Barbados. Sobre la pasarela las hermanas Bella y Gigi Hadid y cerrando el desfile, como no podía ser menos, la propia Rihanna.

Jason Wu OI 2016-2017 Foto vía Vogue runway
Jason Wu OI 2016-2017
Foto vía Vogue runway

Más metidos en moda y menos en espectáculo, presentaron sus colecciones diseñadores como Jason Wu, fiel a la estética delicada e híper femenina que caracteriza a sus colecciones y cuya inspiración para el próximo otoño 2016 han sido sus clientas y en cómo se visten. Alternando cortes mini y midi, dando especial protagonismo a la espalda de la mujer que se descubre y proponiendo prendas con plumas tanto para el día como para la noche y recuperando los tacones de vértigo, así vestirá la mujer por Jason Wu.

Sophie Theallet dio muestra de una artesanía impecable con cada uno de los looks presentados en la pasarela. Una colección que destaca por la gran variedad y abundancia de estilos y que la diseñadora ha sabido orquestar a la perfección: diversidad de tejidos, siluetas y colores para que cada una pueda elegir. Y también diversidad entre las modelos en cuanto a raza y tallas, algo que ha llamado poderosamente la atención y para bien, dando ejemplo visual de que la moda se abre a otros cánones.

Inspirándose en la India y en sus colores, las hermanas Nicky y Simone Zimmermann presentaron una colección optimista marcada por las líneas suaves y fluidas y en la que el estilo étnico se da la mano con prendas disco.

Louise Brooks va al circo es el leitmotiv del otoño/invierno de Cushnie et Ochs, una colección sofistica e impregnada por el espíritu de 1920 en la que el vestido es la pieza central ya sea en lamé, encaje, seda o tercipelo, pero siempre con los escotes y cut-out sello de la casa. Negro, blanco, champagne y rojo intenso son los colores que marcan la colección en la cual hay que prestar especial atención a los volantes y a los largos guantes que se incluyeron en varios de los looks.

No hay comentarios

Dejar una respuesta