Cuando subimos una foto a Instagram muchos, para lograr cierto contraste, en ocasiones le aplicamos los filtros inkwell o willow que cambian una imagen en color a una en blanco y negro. Sin embargo resulta paradójico lo enormemente difícil que fue aplicar al mundo de la fotografía el color.

Casi desde que Le Gras logra hacer la mítica Vista desde la ventana en 1826 (primera foto de la historia) los esfuerzos se centraron en que la fotografía saliese en color. Hasta bien entrado el siglo XX había expertos que las coloreaban a mano, algo que generalmente se empleaba para postales o fotos oficiales (de Jefes de Estado, para uso turístico, etc.).

Tartan Ribbon, las primera fotografía en color

Pero, ¿no sabías que la fotografía a color ya existía desde mediados del siglo XIX? Pues sí. No se extendió su uso debido al precio y a que las técnicas eran muy engorrosas todavía en la época. Ahora veremos el periplo que se pasó hasta conseguir que fueran en color:

  1. El experimento de… ¡1861! Sí, es en esta época en la que se consigue hacer la primera fotografía. Viene de la teoría de James Clerk Maxwell, quien junto Thomas Sutton, fue el primero en obtener una foto en color. La imagen se conoce con el nombre de Tartan Ribbon. Sin embargo, aunque se captaban algunos tonos, las cámaras no lograron reconocer el rojo y el verde hasta una década después.
  2. Mejoras de Hermann Vogel. Logró que finalmente se captara el color verde, consiguiendo con ello ciertos avances en la fotografía en color en 1873. En 1884 tras varios experimentos consigue que las cámaras capten el naranja.
  3. Los filtros de color. Al menos permitía que las imágenes contaran con cierta sensación de colorido. El mérito se lo debemos al inventor Frederick Wratten, quien en su empresa Wratten & Wainwright consiguió crear en 1906 una serie de filtros de color (conocidos como Wratten filters).
  4. Las primeras imágenes verdaderamente en color. Un año después del invento de Wratten, los hermanos Lumière (Auguste y Louis) logran finalmente que una imagen tenga colores que se correspondan con la realidad. Fue el único sistema realmente efectivo para hacer fotografías hasta 1935. Este método de hacer fotografías en color se conoce como Autochrome o autocroma. Se basaba en unas especie de diapositivas sobre una base de cristal recubiertas de imperceptibles granos de la fécula de la patata que teñidos permitían que apareciera el color de la imagen. Su competidor directo fue el sistema Dufaycolor.
  5. Llegada del Kodachrome. Durante 28 años la Autochrome no tuvo competidor directo. Sin embargo perdió mercado una vez llega la Kodachrome. La película fue una invención de la empresa alemana Kodak en 1935. Este se adaptó a los nuevos tiempos, pasando de la base de cristal al carrete de fotografía. Este tipo de película logró consolidar la imagen en color, aunque tendremos que esperar hasta los años 60 para que sea ampliamente usada por la mayoría de la población.  Lo más impresionante de todo es que Kodachrome fue producida por Kodak hasta el año 2009. También tuvo que competir con otras películas a color, entre la que destaca la Agfacolor neu (tras retirar del mercado Agfacolor, que empleaba el sistema de la Autochrome).

    Imagen de Londres en 1949 hecha con un carrete Kodachrome

Para saber más:

  • Newhall, Beumont Historia de la fotografía. Barcelona: Gustavo Gili, 2002
  • Roberts, Pamela Cien años de fotografía en color. Milán: Editorial Electa, 2008
  • AA. El color del sol: La placa autocroma en España. Color Form Sunlight: The Autochrome in Spain (castellano/inglés). Madrid: El Viso, 2010
Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta