Controla las emisiones, el gasto de combustible y el estrés

No es la primera vez que en CMagazine hablamos de las nuevas tecnologías aplicadas al sector de la automoción, y más concretamente de las últimas aplicaciones para dispositivos móviles. Visto el frenético ritmo al que avanza el mundo tecnológico, tampoco será la última.

Hace unos meses elaboramos un recopilatorio de algunas de las apps existentes en el mercado para conductores (¿Conoces las apps para conductores?), desde las que avisaban de posibles riesgos en la carretera, pasando por otras que localizan de forma automática nuestro coche, hasta la que nos ayuda a localizar plazas de aparcamiento libres.

El uso de los teléfonos inteligentes está cada vez más extendido, y aunque de sobra es sabido que utilizarlo cuando nos encontramos al volante es, además de ilegal, una práctica muy peligrosa, cada vez es más habitual observar a conductores pegados a sus smartphone, ya sea hablando, enviando mensajes o incluso navegando por las redes.

Si bien, este tipo de prácticas sólo pueden evitarse con una mayor concienciación de todos, es cierto que la tecnología también puede ser de ayuda. Así que un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia ha querido aportar su granito de arena, creando una app que contribuye a una conducción más segura, eficiente y económica.

Se trata de una versión mejorada de la aplicación Driving Styles, capaz de informar de inmediato y en tiempo real al conductor del consumo real de combustible, revoluciones del motor, aceleración, niveles de CO2 emitidos, así como el dinero gastado en un determinado trayecto. El sistema logra recopilar toda esta información vía Bluetooth, recabando todos los datos contenidos en la Unidad de Control Electrónica de nuestro vehículo, procesando y enviándolos a nuestro dispositivo móvil.drive-863123_960_720

Pero lo más sorprendente de la nueva versión de Driving Styles es, que puede analizar nuestro patrón de conducción y clasificarlo en tres categorías: tranquilo, normal o agresivo. Si el sistema detecta un tipo de conducción que pudiese resultar peligrosa, los usuarios de la app reciben una alerta en forma de alarma en su dispositivo móvil o reloj inteligente. De esta forma cada usuario puede analizar de forma minuciosa aspectos como, su comportamiento al volante, qué zonas de la ciudad le generan mayor estrés al volante, o en que tramo de carretera consume más combustible.

A medida que la aplicación vaya sumando más usuarios, la base de datos de todos los conductores permitiría compara los estilos de conducción de diferentes países o detectar qué países o ciudades generan más tensión y nerviosismo a los conductores.

Una aplicación que parece sacada de una película de ciencia ficción, pero que ya cuenta con más de 6.000 usuarios, y que ya se encuentra disponible, de momento sólo para sistema Android, bien en el Play Store o en la propia página web:

http://www.drivingstyles.info/index.php/en/

Y tú, ¿Te atreves a saber qué tipo de conductor eres?

No hay comentarios

Dejar una respuesta