Crítica: ¡Ave, César!

Crítica: ¡Ave, César!

En el Hollywood de los años 50, uno de los grandes estudios pretende hacer una gran superproducción de romanos protagonizada por una gran estrella (Clooney), pero el actor es secuestrado durante el rodaje. (Filmaffinity)

Si eres seguidor de los Coen (Sangre Fácil, Fargo, El hombre que nunca estuvo allí, Muerte entre las flores, No es país para viejos o Barton Fink) seguramente no te sorprenda su particular sentido del humor, caracterizado por momentos absurdos y brillantes. Han querido hacer una sátira sobre las costumbres de Hollywood, queriéndose reír de todo aquello que les rodea en la industria del cine y lo cierto es que lo consiguen.

Imagen obtenida de tribute.ca

Diez años llevan los hermanos Coen trabajando en ¡Ave, César! Todo apuntaba que sería un gran film, pues su espectacular reparto e interesante argumento garantizaban una prometedora película, pero seamos sinceros, lo que realmente hace despertar nuestro interés en ir a verla es el hecho de que los hermanos Coen estén al mando, pero para mi sorpresa, el film es uno de los más flojos. El principal problema es que no mantiene un nivel continuo de entretenimiento, es decir, tiene momentos muy brillantes, gracias a un par de escenas graciosas, capaces de sacar alguna sonrisa, pero luego, decae llegando a aburrir.

Su hilo narrativo falla debido a la poca relación entre las diferentes historias, por lo que sus personajes no terminan de definirse, quedan incompletos, como si no supiéramos casi nada de ellos. Es curioso, pero los mejores momentos del film nos los ofrecen los secundarios con sus respectivos bailes: Scarlet Johanson como sirena y Channing Tatum como marinero. Tatum nos demuestra una vez más el gran talento que tiene, principalmente por su gran capacidad a la hora de bailar, y… sí, esta vez va vestido. Johansson nos recuerda que a parte de ser una de las más bellas puede interpretar cualquier tipo de papel. Una pena que la presencia de ambos actores se limite a unos pocos minutos, una vez más nos vuelven a engañar con un tráiler donde nos venden a los secundarios como principales, en fin…

Imagen obtenida de hailcaesarmovie.com

De sus actores principales tengo que destacar a Josh Brolin, el nexo de unión entre todos los personajes, el encargado de buscar soluciones a todos los problemas. Debe asegurarse que todos los rodajes avancen y que los escándalos no sean descubiertos por la presa. Una gran interpretación.

Alden Ehrenreich es el más divertido de todo el film en el papel de Hobie Doyle, será el encargado de hacerte reír ¡Y menos mal! Porque si no, vaya aburrimiento. Sin duda, su personaje es lo más destacado de todo el film junto con las escenas de baile de Johansson y Tatum. En cambio George Clooney está sobreactuado, no me ha gustado nada su interpretación, en general muy poco creíble y forzado.

Imagen obtenida de trailers.apple.com

Técnicamente la película es de sobresaliente, principalmente por su fotografía, Roger Deakins nos trasladan con éxito a los estudios de Hollywood de los años 50. Unos decorados muy bien trabajados y un vestuario impresionante.

En definitiva, ¡Ave, César! es una de las películas más flojas de los Coen. A pesar de regalarnos algún momento muy divertido, no termina de ser un buen film ya que no profundiza en sus personajes por lo que el espectador no logra conectar, llegando a aburrir más que entretener, convirtiéndose en una película muy superficial destacando principalmente por su apartado técnico.

Imagen obtenida de thecelebrityauction.co

Note: 2,5 de 52.5 C

Lo mejor: Josh Brolin, el número musical de Channing Tatum como marinero, Alden Ehrenreich como actor incapaz de actuar en dramas y Scarlett Johansson como nadadora sincronizada.

Lo peor: picos muy altos de entretenimiento y otros muy bajos que llegan a aburrir.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta