Foto vía zimbio

Hoy vengo a hablar en mi nombre y en el de muchas (y muchos) para decir alto y claro: “Hola Jude Law, te amamos”.  Y ojo, que no es capricho personal, es que me lo han pedido y bueno, me sacrifico. Y  ahora que está promocionando su último trabajo, Genius, en el Festival de Cine de Berlín aprovechamos la ocasión. Además, entre tú y yo, Jude Law siempre está bien.

Es difícil hablar de él sin recurrir al mítico Hey Jude, de The Beatles, pero como aquí el caballero tiene tantas gracias (y si no ya se las buscamos), lo vamos a intentar y así dar los motivos de por qué Jude Law nos gusta tanto, pero tanto. Para ello podría limitarme a hacer copia y pega de las conversaciones con mis amigas, pero me parece que entonces el artículo no iba a ser políticamente correcto, aun así, lo vamos a intentar.

Foto vía Pinterest
Foto vía Pinterest

Es británico y eso ya es suficiente. Vale que puede que no todo el mundo sea capaz de apreciarlo y la verdad es que es difícil de explicar de forma racional, pero lo de los hombres británicos es otro de esos misterios del Universo dignos de estudio. Si, nos ponen los british, no tenemos remedio, te acostumbrarás (y hazlo pronto, porque vienen más).

Imagen vía tumbrl
Imagen vía tumbrl

Tiene talento, le pese a quien le pese, pero lo tiene. Ya sea en un dramón, en una comedia o hasta en una peli de acción, repite conmigo: Jude Law siempre está bien.

Es guapo, pero tanto, tantísimo que seguro que cuando se mira al espejo le dan ganas de besarse a sí mismo, y debería. De hecho, es que le debe doler la cara de ser tan guapo.

Imagen vía tumbrl
Imagen vía tumbrl

Te irías de fiesta con él (y lo que no es fiesta, también). Pero vamos a ver, si es que no hay más que verlo para saber que con él jamás te ibas a aburrir.

Sabemos que ha sido mujeriego y un poco perro, pero… ¿Tu lo quieres para casarte con él? Pues no. Que sea lo que tenga que ser amiga, y si alguna vez lo llegamos a catar, que nos quiten lo bailado. ¿Cuándo te vas a ver en otra igual? Never!  (Un chico malo de vez en cuando no hace daño).

Imagen vía tumbrl
Imagen vía tumbrl

Hasta el bigote le queda bien, de hecho, nos encanta con bigote ¡y a nosotras no nos gustan los bigotes! Pero si es Jude Law, está bien.

¿A cuántos hombres conoces a los que les quede bien una camiseta algo escotada y que deje ver el pelo del pecho?  A Jude Law, ya sólo por eso se merece que le demos un aplauso y lo amemos un poco más, pero sólo un poco, eh!

Foto vía zimbio
Foto vía zimbio

Nos gusta hasta cuando empieza a quedarse calvo, incluso alguna fantasea con que ha sido ella la que le ha arrancado el pelo que le falta en algún arrebato de pasión. (O le arrancas la camiseta o le arrancas el pelo, pero ambas cosas no).

Foto vía zimbio
Foto vía zimbio

Porque tú también quieres que te seduzca como hace Alfie, que Jeremy se enamore de ti y te espere (My Blueberry Nights) y que lloré por ti como Graham en The Holiday. (No todo iba a ser físico/sexual).

Imagen vía tumbrl
Imagen vía tumbrl

Jude Law debe tener la reserva mundial de feromonas en su interior y las va esparciendo a cada paso que da, con cada sonrisa que nos regala y hasta cada vez que pestañea. No culpes a la noche, no culpes a la playa, no culpes a la lluvia… porque la culpa de que nos guste tanto Jude es suya y sólo suya. Nosotras, pobres mortales, dejamos que la química nos traicione y no pondremos resistencia alguna.

La verdad es que ahora que lo pienso, tampoco es que sea necesario dar tantos motivos, porque, repite conmigo: Jude Law siempre está bien.

Redactora de tendencias, moda y actualidad. Freak de celebrities y de toda red carpet. Con tendencia al monólogo, a veces me da por contar historias, otras tan solo divago por aquí o por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta