And the Oscar goes to…! A finales de esta semana escucharemos esta mítica frase que se ha convertido en una de las más conocidas de la historia. Glamour, ilusión, espectáculo… Estas son algunos de los términos que definen a la perfección en qué consisten los Premios de la Academia de Hollywood, los más famosos e importantes del mundo.

A los Oscars le han salido unos competidores, al menos una antítesis. Los premios Golden Raspberry, más conocidos como Razzies, han estado atormentando a los actores desde que el crítico de cine John Wilson los creara en 1980. El glamour queda un poco más difuminado en estos premios. Se centran más en el humor que en hacer una gala “seria”.

A diferencia de los Premios de la Academia nadie quiere un Razzie. Muchos de los nominados ni pasar a buscar la estatuilla, que es  una frambuesa de plástico pintada con aerosol dorado. Al puro estilo de los Oscars las categorías son similares. Encontramos la de peor película, la de peor director, peor actor y actriz, peor guión,  peor actor y actriz de reparto, peor trabajo de cámara o peor remake o secuela. Pero como todos también tienen derecho a una redención y remontar en su carrera cuentan con un premio que reconoce a los actores que hayan mejorado en sus interpretaciones.

Los Razzie son tan parecidos a los Premios de la Academia que incluso son conocidos como los Anti-Oscars. Tanto es así que son un día antes que la gala de los Oscars. A continuación vamos a conocer algunos de los actores que han tenido el “mérito” de ganar al menos uno de ellos:

  1. Sylvester Stallone. Ha sido galardonado 3 veces para ganar un Óscar (una este año por su papel en Creed) todavía sin éxito. Lo que sí ha logrado son varios Razzie. Tantos que lo convierte en uno de los actores más galardonados con estos premios. Trabajos como Rambo II y IV o Spy Kids 3D son algunas de las películas que más “desgracias” le han traído. Pobre, pobre Sylvester.
  2. Madonna. Quizás la crítica le está diciendo indirectamente a Madonna que se dedique a la canción y deje eso del cine. Pero parece que ella todavía no ha pillado la indirecta. Tanto ella como Stallone parecen estar luchando en el ring por ver quién logra mayor número de Razzies. En el mundo de las actrices sin duda es ella la ganadora indiscutible. ¿Qué películas de ella no deberíamos ver? algunas como Shanghai Surprise, El cuerpo del delito o Four Rooms.
  3. Ben Affleck. El actor del que se espera que esté a la altura en el papel de Batman también ha ganado algún que otro Razzie. Aunque ha demostrado sus méritos como guionista (El indomable Will Hunting, 1998) y como director (Argo, 2013) no ha tenido tanta suerte como actor. Ha sido galardonado como peor actor en 3 ocasiones: con Gigli, Daredevil y Paycheck.
  4. Adam Sandler. A algunos les podrá gustar su humor y a otros no. Pero hay que reconocerle el mérito que tiene, puesto que ha logrado hacer películas taquilleras. Tiene en su haber nada menos que 14 nominaciones al Razzie. Hasta Just Go With It o Jack & Jill logró librarse de ganar. Sin embargo con estas dos películas ganó todos los premios a los que estaba nominado (2 y 3 respectivamente). Incluso logró la estatuilla a peor actriz en Jack & Gill.
  5. Will Smith. Se hizo mundialmente famoso con la serie El Príncipe de Bell Air. Saltó a la gran pantalla con Where the Day Takes You. Su trabajo como actor ha sido bueno (aunque no sobresaliente). Todo le iba bien al bueno de Will hasta que su hijo, Jaden, se puso por delante. Los dos ganaron un razzie con peor pareja cinematográfica y a peores actores de reparto por su interpretación en Después de la Tierra.
  6. Sandra Bullock. 2009 fue el año de esta actriz, que ganó un Óscar por The Blind Side. ¿O no lo fue? Curiosamente ese año también ganó un Razzie, justamente un día antes de los premios de la Academia, por Todo por Steve. Ella se lo tomó muy bien y regaló a todos los asistentes a la ceremonia un DVD de la película para que vieran que no había hecho una interpretación tan mala como se decía.
  7. Kevin Costner. Tiene fama de ser un actor con mucho ego. Cuando ganó dos Oscars (uno a mejor director y otro a mejor película con Bailando con Lobos) la cosa empeoró. Pensaba que esto demostraba que todo lo que hiciera se convertía en oro. Aunque empezó bien la cosa fue empeorando poco a poco para Costner. En la década de 1990 ganó 3 Razzie casi seguidos, uno por su papel en Robin Hood, Príncipe de los Ladrones (1991), otro por Wyatt Earp (1994) y por El mensajero del futuro (1997).

 

Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta