Ya está aquí. La posibilidad de ‘estar’ en otro lugar -ficticio o real- sin necesidad de moverte de casa y con imagen de enorme calidad ha llegado a nuestras vidas. Muchos años se venía hablando sobre la realidad virtual como futuro, jugando a crear hipótesis de cómo sería su formato para los ciudadanos. Pues ese futuro ya es presente y solo nos falta saber si alguna vez será parte del pasado. Las Oculus Rift parecieron abrir el camino y las grandes compañías tecnológicas no han tardado en rodar sobre él para generar la mejor experiencia posible para sus usuarios.

Todo esto se ha confirmado en la Mobile World Congress de Barcelona, donde las gafas que harán de transmisores de esa realidad virtual han ‘robado’ parte del protagonismo a la presentación de los nuevos terminales telefónicos del sector.

En este sentido, HTC y Samsung ganan potencial con sus ‘Vive Pre’ y ‘Gear VR’ respectivamente. La de las siglas ha destacado por su generador de imagen, que incide en la eliminación de posibles mareos del usuario y que va enchufado a ordenadores potentes, ayudando  a dar lo mejor de sí mismo. También las de la marca coreana tendrá su hueco en un mercado que se espera irrumpa definitivamente en primavera. Curiosa es la fotografía -que ha dado mucho que hablar en relación con la sociedad actual- de Mark Zuckerberg caminando entre los asistentes a la presentación de Samsung, que en ese momento probaban la realidad virtual de la compañía, mientras el creador de Facebook, uno de los personajes más influyentes del siglo XXI y bastante complicado de acercarse, paseaba apaciblemente entre ellos ante la ignorancia  de su presencia para el resto.

¿Estamos dirigidos a tratar de vivir una vida paralela a la real, ajenos a lo tangible por lo intangible del deseo y disfrute? Solo el futuro lo dirá. Por ahora, disfrutemos del nuevo presente virtual.

No hay comentarios

Dejar una respuesta