Foto vía: lenovophotolibrary

Finalizó el Congreso Mundial del Móvil en Barcelona -MWC en sus siglas en inglés- y muchas son las conclusiones que se pueden sacar, pues las horas y horas de exposiciones, novedades y sorpresas se ha continuado desde el lunes hasta el jueves. No obstante, grosso modo podemos sentir lo que ha triunfado, lo que ha llamado la atención por su poca presencia y lo que definitivamente parece haber sido aparcado (¿para siempre?).

En una gran reunión internacional donde el concepto ‘Mobile encabeza su nombre no se puede obviar la importancia en las novedades que trajeron as grandes marcas en sus nuevos ‘smartphones’. Sumergibilidad, resistencia, hardware intercambiable… cantidad de características que, a pesar de la finalidad unánime de todos los teléfonos móviles, hacen a cada terminal distinto al de sus competidores y siempre con el punto de mira de superar a los Iphones.

Quien tuvo su cuota de protagonismo también fue el anuncio del 5G, la tecnología de red que todos señalan que marcará un nuevo hito, un antes y un después en la velocidad y en la práctica para los usuarios de internet sin acceso a wifi. Todo parece indicar que mucho más antes que después estará completamente instalado en nuestras vidas, entendiendo que los ‘smartphones’, en el siglo XXI, son casi nuestras vidas.

Por otro lado, no podemos dejar de remarcar el pelotazo que han dado en Barcelona las distintas gafas de realidad virtual que han ido presentando las grandes compañías tecnológicas, abriendo definitivamente a los ciudadanos del mundo las puertas a una realidad de ocio y paralela a la vida real, con el objetivo de entretener, aunque con infinitas posibilidades.

Y hablando de gafas… ¿qué fue de las Google Glass? Aquel artilugio tecnológico que hace apenas dos o tres años era la revolución confirmada por muchos, que cambiaría la rutina de los seres humanos, ha desaparecido aparentemente de la actualidad. No parece que su utilidad estaba bien dirigida al mundo globalizado y el mercado ha terminado por denostarla. Veremos si Google termina por darle un giro y las resucita.

Foto vía: Historias de luz
Foto vía: Historias de luz

Y por último, quería hacer mención a una de las novedades que en los últimos tiempos parecía haber conseguido instalarse en su propia cuota de mercado, pero que ha tenido menos presencia en el MWC de lo que se cabría esperar o, quizá, de lo que acostumbró en ediciones anteriores u otras reuniones tecnológicas. Hablo de los ‘smartwachtes’.

Con un ‘boom’ inicial que cumplía las expectativas de sus creadores, parece haber enfriado un poco y eso se ha representado en Barcelona. Con mayor protagonismo en otras tecnologías, parece que las grandes empresas no han podido repartir sus esfuerzos en todos sus gadgets, y los relojes inteligentes han sido los damnificados, pasando de puntillas por el MWC y solo con alguna presentación sin mediática relevancia. Veremos si los han aparcado mientras se investigan nuevas tecnologías o se quedan como ‘coches’ abandonados.

No hay comentarios

Dejar una respuesta