“Guillén Perzada,/Guillén Peraza,/¿do[nde] está tu escudo?/¿do[nde] está tu lanza?/Todo lo acaba/la maladanza”. Con esta amarga frase acaba la primera endecha escrita en la historia de Canarias, donde se canta con tristeza y dolor la pérdida de Guillén Peraza.

Guillén Peraza era hijo de Hernán (también lo podemos encontrar como Fernán) Peraza, noble andaluz con derechos señoriales por dote de matrimonio en Fuerteventura. Hernán va a ser el primer noble que va a unificar todos los señoríos canarios en su persona. Lanzarote y El Hierro los recibe del Conde de Niebla y de su padre los derechos de conquista de las islas restantes.

Guillén Peraza según PRCCanarias

El  primer objetivo de Hernán tras llegar a Canarias junto con su hijo, Guillén, va a ser crear una armada y conquistar La Palma. El joven Guillen apenas contaba con los 25 años, pero parecía tener la decisión de conquistar todas las islas junto con su padre en nombre del apellido Peraza.

En 1447 Guillén va a ser enviado por su padre (que se queda administrando sus señoríos) dirección a La Palma con el fin de que la conquista. Eligieron para ello una zona que consideraban que facilitaría la conquista: el cantón de Tihuya (zona entre los actuales municipios de Los Llanos de Aridane y El Paso).

Una vez en la isla, convencidos de su victoria ayudados por la moderna tecnología europea (frente a las armas prehistóricas de los benahoaritas o poblaciones prehispánicas palmeras) caen en una trampa preparada por el rey Echedey. En el fragor de la batalla Hernán Peraza cae muerto. Finalmente los palos y piedras vencieron a las armas de fuego. El cadáver de Hernán es rescatado y enterrado en La Gomera (según afirma Viera y Clavijo) o en Lanzarote (según Abreu Galindo).

El padre de Guillén, Hernán Peraza, conquistó la Gomera y mandó a construir la Torre del Conde

De esta manera acaba la historia de Guillén Peraza, quien debía sustituir a su padre como señor de las 7 islas Canarias (aunque algunas estaban sin conquistar). Su recuerdo, como dijimos al comienzo, quedó impreso en una endecha, que son poemas y cantos de origen preshipánico que generalmente suelen tratar temas relacionados con la muerte y el sufrimiento.

Para saber más:

  • Gómez Delgazo, Fernando “Las «Endechas a Guillén Peraza». Examen de algunos de sus aspectos críticos”. En Revista de filología de la Universidad de La Laguna [en línea], Nº2, 1983. Enlace: http://goo.gl/6q3Ypg
  • Guerra Sánchez, Oswaldo “Introducción a la literatura canaria”. En Cultura Canaria [en línea]. Enlace: http://goo.gl/3GbhHU
Licenciado y apasionado por la historia. Me encanta escribir artículos sobre curiosidades históricas. También de temas que llamen la atención que voy encontrando por aquí y por allá.

No hay comentarios

Dejar una respuesta