Autora: Sylvia Madero

Surge dentro del sector de la Arquitectura una interesante e innovadora iniciativa, donde todos los proyectos e ideas tienen cabida. Arquideas los reúne y les da la importancia que merecen.

¿En qué consiste Arquideas?

Es una plataforma web para amantes de la arquitectura y el diseño, una comunidad y lugar de encuentro en dónde compartir ideas y proyectos con personas de diferentes partes del mundo.

Su actividad se centra en la organización y gestión integral de concursos de arquitectura online. Todo el proceso se realiza a través de la plataforma web, desde la inscripción de los participantes al concurso, hasta la publicación de los proyectos ganadores, pasando por la recepción de las propuestas y las valoraciones de los miembros del jurado.

Arquideas es una oportunidad para obtener un reconocimiento internacional, valorado por un jurado de prestigio, a través de un concurso de ideas.

Imagino que existen multitud de plataformas como esta, pero ¿qué es lo que la hace diferente del resto?

Desde nuestros inicios hemos querido diferenciarnos de otras plataformas de concursos intentando que el trabajo a desarrollar en nuestras convocatorias despierte el máximo interés de estudiantes y jóvenes arquitectos de diferentes partes del mundo.

La calidad de nuestros concursos, el prestigio y trayectoria profesional de los miembros del jurado o el atractivo de los premios para los ganadores, son las características que nos diferencian de otras plataformas.

Apostando por la calidad es como se gana la confianza de nuestros participantes, que, afortunadamente, suelen quedar muy satisfechos de la experiencia con Arquideas.

¿Quiénes forman el equipo?

Los arquitectos Rodrigo Makin, Raúl Domínguez y Javier Molowny, responsables de la organización y gestión de sus concursos y una amplia red de colaboradores en diferentes países, vinculados a diferentes universidades y escuelas de arquitectura, que nos ayudan en la difusión de nuestras convocatorias internacionales y a dar a conocer la plataforma web.

Tenemos que destacar la colaboración de María Tomé, que nos ayuda a publicitar los concursos en las universidades y escuelas de arquitectura de dentro y fuera del país.

Tampoco debemos olvidar a nuestros partners y colaboradores, así como a los miembros del jurado de cada convocatoria, que, aunque no forman parte del equipo, son parte fundamental para que cada concurso alcance la repercusión deseada y tenga el éxito esperado.

Y ¿cómo se les ocurrió iniciar este proyecto?

A raíz de presentarnos a diferentes concursos internacionales de ideas, en los que, tanto la gestión como la difusión de los trabajos, dejaba mucho que desear. No nos parecía lógico que proyectos presentados a concursos, en los que hay invertido mucho tiempo y dinero, no tuvieran la difusión adecuada, al margen de ser o no, la propuesta ganadora.

Hoy en día Internet y las redes sociales se configuran como unos canales excelentes para la difusión del talento. Ese talento debe estar almacenado en algún sitio y ese sitio pensamos que debe ser Arquideas.

¿Qué es lo que más destacan de Arquideas aquellos que se deciden a utilizarla como plataforma?

Los participantes nos transmiten que les atrae el objeto de nuestros concursos, siempre vinculados al paisaje, así como la importancia de los miembros del jurado y las empresas que colaboran en cada convocatoria, apoyándonos tanto en la difusión de los proyectos como en los premios a los ganadores.

Nuestras convocatorias cuentan con excelentes premios, tanto económicos como suscripciones a revistas del sector, lotes de libros, publicaciones de los proyectos ganadores en revistas de tirada internacional, que hacen que los participantes confíen en nosotros.

El hecho de incorporar al ganador del concurso como parte del jurado en nuestra convocatoria siguiente, es algo que los participantes valoran bastante. Es un lujo poder formar parte de un jurado junto a Martha Thorne, Benedetta Tagliabue o Felipe Assadi, por decir algunos nombres.

 ¿Qué fue lo más difícil cuando comenzaron esta andadura?

Una de las cosas más complicadas ha sido darse a conocer en el sector de la arquitectura a nivel internacional y alcanzar la relevancia y notoriedad suficiente para que estudiantes y jóvenes arquitectos de todo el mundo confíen en nosotros y nos vean como una plataforma a través de la cual puedan lograr un impulso en su carrera profesional.

El reconocimiento de lograr ganar un concurso internacional al que se presentan más de 400 proyectos de diferentes universidades o escuelas de arquitectura de diferentes países, solo es equiparable a la satisfacción que ello produce.

Por otra parte, el hecho de poder contar con arquitectos de prestigio internacional como miembros del jurado en nuestras convocatorias tampoco ha sido tarea fácil, debido a la poca disponibilidad de tiempo del que cuentan. Pienso que este hecho, junto con nuestra capacidad de difusión, es uno de los factores que hacen de Arquideas una plataforma de concursos de referencia.

Echando la vista atrás… ¿cómo ha progresado este proyecto desde su creación hasta ahora?

En sus inicios Arquideas era una modesta web que organizaba concursos, abriendo sus convocatorias a estudiantes y jóvenes arquitectos a nivel internacional.

Convocatoria tras convocatoria, hemos ido mejorando la plataforma web, de tal forma que, a día de hoy, se puede gestionar todo el concurso de manera on-line, desde la inscripción de los participantes hasta el fallo del jurado y la exposición de los proyectos.

Hemos contado desde sus inicios con miembros del jurado de reconocido prestigio y empresas y editoriales colaboradoras de reconocimiento internacional. Este hecho nos ha facilitado el poder hacernos un nombre en el sector de los concursos de arquitectura.

Paulatinamente hemos conseguido que aumente el interés de nuestros concursos, mejorando el número de inscritos. Este hecho nos ha permitido crear una comunidad de intercambio de conocimiento para los usuarios de Arquideas, así como tener la posibilidad de organizar convocatorias internacionales para terceros, más concretamente para el IE School of Architecture and Design.

Actualmente estamos organizando una exposición en la Escuela de Arquitectura Bernard and Anne Spitzer en Manhattan, donde se exhibirán los proyectos ganadores de nuestra última convocatoria Central Park Summer Pavilion (CPSP) New York.

No hay comentarios

Dejar una respuesta